27 ene. 2014

Ha muerto Manu Leguineche

Cuando en 1984 leí un buen libro de viajes escrito por el periodista e historiador Manu Leguineche, estaba encandilado con la idea de conocer mundo, viajar y entender la vida como un viaje. Era la época en que leíamos "On the Road" (En el Camino) y su título: "El Camino más Corto" que evoca su legendaria e inolvidable vuelta al mundo en jeep, increíblemente descatalogado en este país aunque durante un tiempo se pudo encontrar en librerías de segunda mano pero hoy en día solamente se puede encontrar en bibliotecas públicas.



















Una preciosa aventura que narra una vuelta al mundo en automóvil con unos compañeros americanos y un suizo que pretendían batir el record en distancia recorrida en automóvil. Un viaje hace ya casi cuarenta años, un sueño real trepidante y lleno de emociones, experiencias y recuerdos de unos tiempos en el que no se habían masificado los viajes. Un viaje  romántico e inolvidable que duró tres años y que marcó la futura vida de Leguineche en busca de la aventura, de los viajes y del buen periodismo en forma de corresponsal de guerra. 



















Como resultado de esas inquietudes hicimos, la cuadrilla, viajes por Andalucía, Marruecos y Turquía (cuatro en un Fura de Pamplona a Estambul). 
Leguineche había estudiado Filosofía y Letras pero lo suyo era el periodismo; estuvo en Vietnam, en Laos (en el hotel Constellation de Vientiane) siendo testigo de lo peor de la naturaleza humana. Escribió sobre nuestras guerras de Cuba, Filipinas y Marruecos (Annual; justo después de esa derrota fue a África mi abuelo a salvar los muebles) y terminó sus días en Brihuega. 








Descanse en paz.

21 ene. 2014

Qué hemos hecho mal

En 1978 entró en vigor la Constitución vigente y fue una salida legal para la difícil situación que se vivía, abrió expectativas y en caso de mal funcionamiento cabía la posibilidad de reformarla. Pero algo hemos debido de hacer mal ya que, en estos momentos, varias Comunidades Autónomas españolas están en manos de fuerzas que buscan la independencia, o a lo sumo un tenue hilo de unión confederal. Al contrario que en anteriores etapas de nuestra historia, no son ya el problema social o el de la tierra los que mueven los espíritus sino sorprendentemente es el separatismo, y eso en un país en el que los secesionistas eran una minoría insignificante en 1975. 









En primer lugar hemos renunciado a librar la batalla de la Historia y de las ideas bajo la falsa creencia de que la economía lo es todo, hemos renunciado a defender la posición histórica del franquismo y la Guerra como paso previo a la transición democrática, que hubiera sido imposible si los revolucionarios ganan la contienda, hemos renunciado a defender España en su Historia, a denunciar los devaneos nazi fascistas de los nacionalistas vascos y catalanes.










De todos los retos en los que la democracia española ha tenido éxito, en cuestiones de orden público, hay uno en que ha sido total y pronto; el éxito de eliminar cualquier partido falangista, nostálgico o extremista de derecha; tan grande ha sido que hasta el simple nacionalismo español es visto con sospecha y se ha eliminado del mensaje de la derecha y la izquierda. El desarme y la despreocupación sobre las cuestiones de defensa que hace del Estado pieza fácil para las grandes potencias y poderes; la visión negativa de la Historia por parte del Regeneracionismo ha traspasado al pueblo y España se ve como el capazo de todos los defectos; en cambio los ridículos mitos nacionalistas se exaltan y aclaman. 









Recuperar para el Estado la educación y la sanidad, y atajar vía el artículo 155 de la CE los incumplimientos de la Constitución serán la única forma para impedir el conflicto inevitable que los secesionistas impondrán después en Valencia, Baleares, Navarra y si me apuran hasta en Andalucía.

12 ene. 2014

Cambio de huso horario

Repasando el manifiesto fundacional de la Comisión Nacional para la Racionalización de Horarios, que dice: "la necesidad de unos horarios racionales tiene como objetivos prioritarios: conciliar nuestra vida personal, familiar y laboral; mejorar nuestra calidad de vida; dormir el tiempo suficiente; favorecer la salud; aumentar la productividad; disminuir la siniestralidad, apoyar el rendimiento escolar; facilitar la globalización y, en definitiva, dar mayor valor al tiempo. Todo esto pasa, ineludiblemente, por racionalizar nuestros horarios, haciéndolos más humanos, más europeos" se nos viene a la cabeza alarma y preocupación, ya que no éramos conscientes de lo que puede suponer un simple cambio desde el "nefasto" horario español. 

















La primera medida que proponen para este futuro radiante es cambiar el huso horario español al horario de Greenwich que era el antiguo de España, el meridiano pasa por Castellón, y que se cambió en 1942, en plena Segunda Guerra Mundial. Cualquiera diría que esto se hizo para hacer coincidir el reloj con nuestros principales socios, de entonces y ahora, Francia y Alemania pero no, ya ven ustedes, este simple cambio horario nos acercará a la salud, la conciliación y la productividad. 




















Desde luego, no creo que este cambio sea el objetivo de esa asociación; tiene que haber gato encerrado para que tantos políticos y empresarios (Antonio Garrigues Walker, Ignacio Camuñas etc...) se lancen a esta aventura creando una página web y promoviendo presiones al Gobierno, partidos políticos y sindicatos.
Pues sí, lo que buscan en realidad es que el horario español se adelante una hora pero no sólo el huso horario sino el horario efectivo, no se explica tampoco en qué puede eso mejorar la vida a los españoles. De esta manera si la realización del horario en las Administraciones públicas (40 horas semanales) puede hacerse entre las 7:30 y las 18:30, ellos quieren que cambie a entre las 6:30 y las 17:30; osea un horario de Suecia pero sin su posición geográfica y climática y, desde luego, sin suecos. 






















Pero, con todo, debe haber algo más para que estos "empresarios" se preocupen por todos nosotros; y claro que lo hay. De lo que se trata es de incrementar en 5 (cinco) horas el horario semanal hasta las 45, gratis et amore, con la mandanga de la productividad, en el país de los salarios bajos, dejando libres el sábado y el domingo a mayor gloria de la hostelería. Espero que a estos esclavistas no se les ocurra colocarnos el horario de Australia para facilitar nuestros intercambios comerciales con los antípodas.


Ver: http://politikon.es/2014/07/02/de-verdad-son-tan-anomalos-los-horarios-espanoles/

1 ene. 2014

Y dos huevos duros

Dice la definición de gollería en el Diccionario de la Real Academia, en su primera acepción: manjar exquisito y delicado; y en su segunda: delicadeza, superfluidad. En wordreference.com, sustituyen la segunda acepción por: delicadeza, cosa muy buena pero superflua. Y es en este sentido en el que me interesa, cuando se entiende gollería como algo muy bueno que no te corresponde (y a veces... no tan bueno). Así, en el diccionario de sinónimos, aparece como exceso o demasía.


















La clase política del nacionalismo catalán está sufriendo un proceso que puede tener tres explicaciones: A, o se trata de una broma pesada y nos toman por tontos, B, o nos engañan haciéndonos creer que se han vuelto locos pero tienen un As en el bolsillo y C, o tienen un virus que efectivamente los ha vuelto a todos locos de orgullo y ceguera. El esfuerzo para echar la culpa de cualquier mal a España, el dominio clientelar de los medios y la alimentación educativa (y espiritual) al pueblo abducido, han generado una jaula de grillos camino del despeñadero.



















Ejerciendo todos los tópicos de la puta y la Ramoneta, un día nos sorprenden con las declaraciones del, antaño, prestigioso economista Mas-Colell sobre la no implicación de las desavenencias políticas en el rescate económico a la Generalidad; otro día con la propuesta del PSC favorable al "Derecho a Decidir" pero no a la soberanía; otro la propuesta de Mas (Artur) que renuncia a que haya ejército, en la futura Cataluña independiente, y pide que de eso, la defensa, se ocupe el ejército español (Junqueras prefiere al francés); luego, va Mas y niega la evidencia jurídica de la salida de la UE en caso de independencia, contra el recuerdo real de Argelia; en otra es Junqueras quien pide la doble nacionalidad de los catalanes en España pero no la del resto de los españoles en Cataluña. 





















CDC se saca de la manga una página web donde se preguntan y se contestan las dudas sobre la independencia, en la que se ve que ésta sólo tendría consecuencias positivas, gratis total, para "Cataluña": seguirán vendiendo manufacturas al resto de España porque sí, el Barça jugará en la liga española porque es privada, les pedirán de rodillas que sigan perteneciendo a la UE, los pensionistas no sufrirán por la ruptura de la caja única de la S.S. y los ciudadanos catalanes vivirán mejor sin aportar nada a la solidaridad con el resto de España; vamos, ¿quién da más? Y dos huevos duros.




















Ahora, un organismo creado en tiempos de crisis, donde "expertos" aportan ideas para el futuro Estado catalán, el Consejo Asesor para la Transición Nacional de Cataluña (CATN) ha propuesto la creación de un Consejo Catalano-Español para después, a la manera del BENELUX, o un Consejo Ibérico que también contenga a Portugal y Andorra. En ese sentido el presidente del CATN, Pi-Sunyer, ha subrayado que: "una cosa es el proceso soberanista y otra que Cataluña quede aislada"; y todo esto mientras se desarrollaba un simposio pseudohistórico titulado: "España contra Cataluña una mirada histórica", que ha suscitado la repulsa de historiadores serios en España y en el extranjero y que viene a  decir que el objetivo estratégico español desde el principio de los tiempos es oprimir a Cataluña, como pudieron constatar los miles de andaluces y murcianos emigrados para trabajar a las órdenes de sus amos catalanes y como constatamos nosotros al comprar productos y servicios catalanes. Y dos huevos duros. 





video