25 oct. 2012

Las elecciones vascas

El pasado domingo tuvieron lugar las elecciones autonómicas vascas y es hora ya de analizar los resultados que vienen a empeorar más, si cabe, el oscuro panorama nacional.






La peculiaridad de la política vasca, no confundir con la peculiaridad vasca, viene de la Guerra Civil donde la sociedad se dividió en tres bloques: por un lado las derechas y por otro, en alianza, los nacionalistas (conservadores) y el Frente Popular.






Terminada la contienda, la sociedad vasca evolucionó hacia la prosperidad, las grandes áreas campesinas se redujeron, creciendo en Guipúzcoa, Álava y Navarra la industria, antes más centrada en Vizcaya. Con el crecimiento industrial llegaron a Vasconia nuevas masas de inmigrantes, repitiéndose el fenómeno que anteriormente había sucedido en Vizcaya. 






Con la reducción del campesinado tradicionalista se redujo el componente derechista de la sociedad, manteniéndose en cambio el vasquismo difuso y el resentimiento propio de la lucha de clases. En este contexto nace ETA, a finales de la década de los cincuenta del siglo XX. La actividad industrial atraerá a inmigrantes pobres de otras tierras de España y a segundones de los caseríos vascos de Vizcaya y Guipúzcoa lo que llevará a la creación de la fraternidad tácita entre el componente de la izquierda antifranquista y el nacionalismo. 







En 1968 ETA comete sus primeros atentados, sus primeros miembros son chicos de clase media, muchas veces hijos de derechistas o de nacionalistas moderados, pero con el tiempo los comandos surgirán de ese magma mezcla de zona industrializada y rural de la Guipúzcoa profunda. Con la transición y el Estatuto la administración quedará en manos del PNV, que ya ejercía influencia a nivel municipal en el tardofranquismo.






Dos fenómenos han tenido parte en el crecimiento del voto nacionalista -todas las legislaturas ha controlado el Gobierno Vasco menos la última-, uno es el adoctrinamiento de los alumnos en la enseñanza pública, en la que se incluyó a profesores sin otra titulación que ser nacionalistas, y otra el exilio de mucha gente, harta del dominio asfixiante del nacionalismo en la sociedad.








La situación a quedado como sigue: ha ganado el PNV, que había perdido, en la última legislatura, un cierto control clientelar en la sociedad pero que mantiene una fuerte estructura de acción y poder; ha recibido el voto de antiguos votantes del PP y del PSOE como voto útil para evitar el triunfo de Bildu. En segundo lugar ha quedado Bildu que agrupa a los seguidores de las tesis de ETA junto con los restos de la escisión del PNV EA y grupúsculos de la izquierda abertzale, que habían abandonado HB por ser contrarios a la violencia y ante el fin del terrorismo regresan, hay que contar también el voto antisistema y elementos radicalizados del PNV.







El PSOE ha perdido la mitad de los votos, pues no en vano la nefasta política de Zapatero, el buenismo ramplón y derrochador, el proceso de rendición a una ETA policialmente derrotada y la defenestración de cuadros valiosos e íntegros del PSE, tenía que influir electoralmente en el partido. El PP fracasa, quedando como cuarta fuerza política y pagando los platos rotos de la traición de Rajoy al equipo dirigente vasco afín a Mayor Oreja, así como la colaboración apenas disimulada en el proceso de "paz" zapateril. 







Izquierda Unida malversa totalmente la herencia de Euskadiko Ezkerra, y queda fuera del parlamento, y UPD mantiene un escaño. La abstención, fuera de la llamada abstención técnica, corresponde a votantes del PSOE y del PP, así como algunos antisistema, aunque en esa comunidad autónoma los antisistema votan Bildu. 







¿Qué pasará? El PNV lo tiene muy fácil para gobernar apoyándose en el PSOE y el PP por un lado y en Bildu por otro; no creo que monte espectáculos soberanistas hasta dentro de dos años, esperará a ver qué pasa en Cataluña. El PP se salva por la victoria en Galicia pero el PSOE se hunde y no parece que la cosa tenga remedio. Como se puede ver, un desastre en un túnel del que no se ve la luz. Habría que recuperar para el Estado competencias en educación y realizar una campaña de moralización y didáctica que no parece posible para los partidos actuales.

21 oct. 2012

El Imperio Americano

A lo largo de la historia, los diversos imperios que han existido se han constituido en relación con los condicionantes económicos y tecnológicos, siguiendo siempre las categorías de tiempo y lugar. El Imperio Americano, heredero del Inglés, es material y espiritualmente distinto a éste. Los ingleses hicieron evolucionar su imperio hacia un mecanismo de obtención de materias primas y mercados que requería el control de la soberanía del territorio. Los USA utilizan su poder para realizar esos mismos negocios con naciones más o menos soberanas; sin embargo, los norteamericanos no están exentos de razones espirituales que van más allá de la carga del hombre blanco. 








                                









Casi desde el momento de su independencia, los USA han sido una potencia al menos de índole regional, y esto ya lo vio Napoleón en su prisión de Santa Elena. La existencia de colonos americanos en los territorios de Nueva España, muy despoblados, llevó a conquistar las provincias del norte de Méjico, luego el hundimiento accidental, si no autoprovocado, del navío USS Maine les dio la excusa para llevar a la práctica el deseo señalado 70 años antes por el Presidente Monroe. El trato dado a España posteriormente, los americanos compraron Cuba, Puerto Rico y Filipinas, demuestra ya una cierta preocupación por la moralidad de sus actos, al menos de forma aparente, de cara a su propia opinión pública.






 







La intervención en la Primera Guerra Mundial, con unos USA constituidos en la primera potencia económica que no militar, pone de manifiesto un interés en las cosas de la gobernanza mundial, aunque todavía ese interés no alcanzaba a convencer a amplias capas de su élite ni al pueblo. La intervención fue consecuencia del hundimiento del navío comercial Lusitania que, ahora, sabemos se produjo tras el aviso dado por Alemania de que conocía la existencia de transporte ilegal de armas y repuestos bélicos para Inglaterra. El Presidente Franklin Delano Roosevelt, a pesar de ser un "liberal" convencido, casado con una mujer criptosocialista y el padre del programa socialdemócrata New Deal, comprendió que una potencia del tamaño y poder de los USA debía ejercitar ese poder o de lo contrario generaría un vacío que llevaría a la agresión. 







 








La excusa para entrar en la Segunda Guerra Mundial fue el ataque a Pearl Harbour, producido sin previa declaración de guerra, aunque los americanos sabían que se iba a producir y por eso preservaron sus grandes portaaviones. Todo cambió tras la guerra, el enfrentamiento de bloques y su poderío llevaron a los USA al liderazgo de Occidente y, como dijo el Presidente Eisenhower, al predominio nacional del complejo militar e industrial.



















La Historia de la guerra fría está salpicada de guerras calientes, como la de Corea (tablas) y la de Vietnam con derrota de la Superpotencia. La excusa para bombardear masivamente Vietnam del Norte fue el famoso incidente del golfo de Tonkín, donde los norteamericanos simularon un ataque a sus navíos. La victoria en la guerra fría, y el mundo de la globalización e internet, lleva a nuevos retos al Hegemón resultante. ¿Cuál será el papel de las organizaciones plurinacionales de defensa que se crearon en la guerra fría?¿Cuáles los retos de esta posguerra fría?







 







La primera de las amenazas que prevalece en estos tiempos es la de la "guerra en red", redes armadas de actores estatales y no estatales. Incluyen grupos paramilitares organizados en torno a un líder carismático, señores de la guerra que controlan territorios concretos, células terroristas, voluntarios fanáticos como los mujahidines, organizaciones criminales, unidades de fuerzas regulares u otros cuerpos de seguridad estatal, así como mercenarios y compañías militares privadas. 







 








Un segundo tipo de guerra es la llamada "guerra espectáculo". Es la guerra que lleva a cabo principalmente Estados Unidos. La guerra espectáculo implica guerra a larga distancia, utilización de aviones ultramodernos y tecnología de misiles o, para prevenir bajas en las filas propias, "guerra por poderes", como la de la Alianza Norte en Afganistán.







 







El tercer tipo de amenaza puede describirse como "guerra neomoderna". Y tiene en cuenta la evolución de las fuerzas armadas clásicas en los grandes países en transición. Estos países están experimentando una transición: de economías centralizadas, están pasando a sistemas más abiertos al exterior y orientados al mercado, que, sin embargo, son lo suficientemente grandes como para mantener un sector público considerable e impedir la descomposición. Los ejemplos típicos son Rusia, China y la India. 







 






Ante este panorama, la perspectiva norteamericana, y sobre todo tras los ataques del 11 de septiembre, se reafirma en el uso de la fuerza como instrumento de política exterior y en su sesgo hacia un unilateralismo que olvida demasiadas veces el derecho internacional. La alianza radical y estabilizadora entre USA y Europa propia de la guerra fría, que apoyaba el Mercado Común, no se compadece con la desconfianza y desinterés de los USA actuales frente a la burocrática UE y al euro. La disminución de fuerzas norteamericanas en Europa es consecuencia de esto y de la necesidad de tropas en otros escenarios (Iraq o Afganistán), por eso de manera paralela a Rusia, aunque no sincrónica ni tan rápida, los USA retiran efectivos de sus bases en Centroeuropa permaneciendo en las bases mediterráneas: Rota, Morón, Aviano e Incirlik con jefatura en Inverness.







 







La llamada primavera árabe, que no se podría haber producido sin el visto bueno de los USA y que tiene como característica la subida al poder de gobiernos islamistas (promocionan la caridad), la crisis económica que desestabiliza a Europa, el surgimiento de tensiones nacionalistas en todo el globo y el creciente interés norteamericano en los países asiáticos productores de petróleo y el sudeste asiático, van a marcar en buena medida la evolución de los acontecimientos y la acción hegemónica de los USA, con la posibilidad de guerras calientes en China, Palestina y en el mundo árabe, sin contar la política occidental de rapacidad en África.

14 oct. 2012

El deporte y la ciencia en la España moderna

Cuando vemos la actualidad de este gran país que es España, vemos la recurrente manía de los españoles en minimizar los éxitos y magnificar los defectos. No se quiere entender que no somos distintos a los países de nuestro tamaño y entorno, salvo en esa especie de constante autoconmiseración. En otros tiempos solíamos confundir las críticas de los especialistas en alguna materia, que cumplían con su deber patriótico al denunciar nuestras carencias, con una especie de enmienda a la totalidad de nuestro país e historia.




















Sin embargo, no es sólo que podamos estar orgullosos de nuestras glorias político militares del pasado, del saber moderno en España como en la Escuela de Salamanca o incluso de la destacada presencia de nuestros artistas en todas las artes, es que podemos estar orgullosos de nuestra aportación a lo contemporáneo tanto de la Edad de Plata de nuestra ciencia con Santiago Ramón y Cajal como de la literatura de ese siglo perverso que fue el siglo XX. 










                                                                 










Realidades como la Junta de Ampliación de Estudios se compadecen hoy con la actuación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas a pesar de la difícil actividad investigadora de nuestras empresas privadas. Las denuncias justas del sabio hispano norteamericano Severo Ochoa hoy serían un poco más injustas cuando vemos por ejemplo que la investigación española en matemáticas ocupaba en 2006 el sexto puesto, según los artículos publicados en las revistas del ramo.




















La colaboración entre las universidades de Madrid, País Vasco y Barcelona de cara a la inteligencia artificial, en colaboración con la empresa privada puntera española Panda Software, tiene que ver con la elevada nota que se exige a nuestros estudiantes para cursar las carreras de Informática, Ciencia matemática y Física; y también con la planificación del libro blanco de la educación superior y la investigación en época del ministro Javier Solana.




















En el terreno deportivo tres cuartos de lo mismo, un país en el que la actividad física lúdica, fuera de los juegos más o menos tradicionales, sólo destacaba en aquellos deportes espectáculo fuertemente profesionalizados, a partir del Plan ADO, desarrollado por Carlos Ferrer Salat, de colaboración de la industria y el deporte, se ha colocado en lo más alto del podio mundial, sólo por debajo de las grandes potencias.



















Quizá en este momento la gran revolución que tenemos que hacer los españoles sea la revolución cultural y dentro de ella la de la educación primaria y secundaria, quiero decir previa a la universidad, ya lo hemos hecho varias veces, ya sea con la Institución Libre de Enseñanza o con el bachillerato Sainz Rodríguez.






















Este país ha hecho a lo largo de su historia muchos "milagros": económicos, políticos, científicos, deportivos y militares tenemos que sacar a España de la crisis y arreglar la institucionalización del Estado o iremos directamente a un grave conflicto. Hay que ser optimistas y trabajar, si no haremos un viaje, hacia atrás, en el tiempo.

5 oct. 2012

La reconciliación de los españoles

La transición en sentido estricto se produce a la muerte de Franco, anterior jefe del Estado. Esto no quiere decir que el franquismo, en cuanto régimen político, haya sido unitario sino que hubo una evolución clara marcada por la situación internacional y la de España. Sin embargo, cuando se produce, la realidad social española ha diluido las fronteras ideológicas de la Guerra Civil. Aun así, los orígenes de los grupos políticos recién legalizados, muchos de ellos sin presencia social, marcarán lo que se ha dado en llamar el pacto de la transición.







                                                                                         
 











Partidos políticos que, por el aumento de sus miembros, pueden considerarse recién creados, con militantes herederos genéticos de ambos bandos en la guerra, se acoplan a la tradición de las siglas como si éstas fuesen un soporte de origen. La izquierda quedó acomplejada porque Franco murió en la cama e impuso a su heredero, y todo esto a pesar de que los reformistas del franquismo dieron abundante cancha a la izquierda socialista pero también a la comunista. Esta izquierda no asume la etapa del franquismo en la historia de España, habla de su pervivencia no en el sentido de herencia sino de permanencia, a todas luces absurda, y se niega a reconocer que los dos bandos tuvieron responsabilidades en la Guerra Civil.







                                                      
 







La derecha vive con miedo a un permanente examen de su expediente democrático, como si el pueblo normal, apolítico, la estuviese juzgando siempre, como si en ese terreno lo que diga la izquierda tuviese más valor. Es necesario recordar las lecciones del filósofo Julián Marías, hombre profundamente católico y español pero militante republicano muy próximo a Besteiro durante la Guerra Civil: "Julián Marías, la Guerra Civil, ¿cómo pudo ocurrir?" 






 








¿Por qué a pesar de las economías de escala, los mercados unitarios y la conjunción en todos los terrenos hay ese odio cainita a España? ¿Por qué los políticos no permiten que se olviden los odios (ya incomprensibles en la superficie) de nuestras guerras civiles? 









 







¿Por qué se ha permitido a los nacionalistas hurgar en la educación? Todos somos hijos del ambiente en el que nos movemos y entre ETA y los nacionalistas, en dejación del Estado, hemos convertido al pueblo de determinadas CCAA en enemigo de España, o eso creen ellos. Los que admiten que el rico debe pagar más no admiten que las comunidades ricas paguen más. No aceptan las economías de escala de las que se benefician. No quieren comprender o ser razonables y esto es malo para el futuro. Se les ha inculcado un desprecio racista. Elevan los mitos a la categoría de Historia. Los que se sienten españoles deben callar y ocultarse o incluso irse. Ya se sabe, si se actúa contra lo que se piensa se acaba pensando como se actúa.

3 oct. 2012

Eric Hobsbawm

Ha muerto Eric Hobsbawm. Fue un historiador británico de inspiración marxista pero que, sin embargo, no negaba la imprevisibilidad de la historia y la influencia de los hechos excepcionales; entendía el marxismo como un instrumento que le permitía estudiar las tendencias de la evolución social, económica e histórica de los grupos humanos. Para él el marxismo estaba siempre sujeto a revisión y a adecuación a los fenómenos nuevos y no entendía la utilización de un pensamiento oscuro y la teorización abstrusa, creía que toda ciencia debe ser clara, analítica y sujeta al principio de refutación.
















Fue comunista un tiempo pero separando perfectamente su militancia política, su ciencia y sus lealtades personales; perdió pronto la "fe" en la URSS aunque siempre pensó que no había ningún Estado que representase el fin de la historia y el gobierno de los pobres. Creo que había conseguido sacar su materialismo histórico del dogmatismo y el determinismo.








Citaré un libro, producto de sus estudios pero escrito sobre una serie de conferencias, que me impresionó de manera extraordinaria, en él habla de la aparición de los Estados nación y su evolución de acuerdo al desarrollo del comercio, la tecnología, la economía y la industria sin perder de vista perspectivas sociológicas, antropológicas y lingüísticas. El título del libro es: "Naciones y Nacionalismo desde 1780" y recomiendo vivamente su lectura para enfrentarse a problemas de mucha actualidad.



Descanse en paz.