29 dic. 2012

Wright Mills y Leibniz









Hace unos años Noam Chomsky publicó un libro cuyo título, "Armas Silenciosas para Guerras Tranquilas", da una idea del inquietante contenido de sus páginas. El mundo de poderes claros y definidos iba a dar paso a un mundo de poderes secretos, de intereses estancos que funcionan como mónadas simultáneas hasta que chocan. En realidad la claridad en las posiciones de la guerra fría había sido más aparente que real pero servía para tranquilizarnos, daba una impresión de estabilidad, ahora no tenemos ese consuelo. La revelación de las consecuencias de este mundo nuevo está a la vista de todos, no conocemos la ecuación pero vemos el resultado, no conocemos la guerra pero vemos las consecuencias. 






 






Una sociedad fragmentada y en ebullición, en este momento aderezada con la crisis económica. Una realidad ciberpunk de familias desestructuradas, de excluidos. Un mundo que no permite organizar una vida estable. Los poderes y los grupos de interés no coinciden con las fronteras políticas ni siquiera con las siglas de las multinacionales. Un mundo que no permite la paz de las conciencias. Así por ejemplo la inmigración, en el pasado quien tomaba la decisión de emigrar sabía que difícilmente podría regresar, se iba para poblar un lejano y vacío territorio, la inmigración hoy en día permite volver todos los años de vacaciones o por otras causas; la gente emigra a plazo y lo que hay es una corriente humana en constante movimiento.






 






Los ghettos permanecen porque la absorción es imposible. Entre dos países como Francia y los USA puede darse el caso de que dos grupos de poder de ambos países sean aliados en Europa y otros dos sean enemigos en África. Durante la guerra fría,  e incluso ahora, hay grupos en USA que ven favorablemente la UE y el euro, pero otros querrían que el euro fracasase porque supone competencia para el dólar. 






 






Los grupos de poder se constituyen como agrupaciones nepotistas de interés pero van más allá; están compuestos por personas relevantes, quieren el control y tienen objetivos políticos. Es un gigantesco río revuelto muy estimulante a pesar del tremendo dolor de cabeza que produce y es que nosotros no somos los pescadores sino los peces.

22 dic. 2012

El Sur


Lo primero que llama la atención es la luz. Todo está inundado de luz. De claridad. De sol. Y tan sólo ayer: un Londres otoñal bañado en lluvia. Un avión bañado en lluvia. Un viento frío y la oscuridad. Aquí, en cambio, desde la mañana todo el aeropuerto resplandece bajo el sol, todos nosotros resplandecemos bajo el sol. 




Ryszard Kapuściński, Ébano.
















El Sur es una entidad mitológica, un mundo interior o exterior que existe en un momento, en un lugar. Cuando dejamos de seguir la estrella polar de los sueños, cuando sabemos que el futuro ya no será el que era, entonces sólo nos queda el Sur. 






 






En el Sur está la luz, el nirvana, el descanso, la vida y la muerte; en él pasearemos por Yoknapatawpha, iremos a recuperar la juventud con las mujeres polinesias de Paul Gauguin y Robert Louis Stevenson. En el Sur está el sueño de Agustín, Adelaida García Morales y Victor Erice. Iremos en moto desde los Ángeles hasta Nueva Orleans, beberemos en el barrio español en mardi gras y atisbaremos el cuerpo de las niñas que se exhiben al paso del desfile.














Hay en el mundo unas islas que ejercen sobre los viajeros una irresistible y misteriosa fascinación. Pocos son los hombres que las abandonan después de haberlas conocido; la mayoría dejan que sus cabellos se vuelvan blancos en los mismos lugares donde desembarcaron; hasta el día de su muerte, a la sombra de las palmeras, bajo los vientos alisios, algunos acarician el sueño de un regreso al país natal que jamás cumplirán. Esas islas son las Islas del Sur. Cuentan que en ellas estuvo en tiempos el Paraíso.


Ya nadie me llevará al Sur.



Salvatore Quasimodo.

16 dic. 2012

La Ley Wert

En el hervidero político español, en el que ningún despropósito adicional parece que vaya a sorprender ni tampoco la ausencia total de contención, ha surgido como por ensalmo, con ocasión de la celebración institucional del aniversario de la Constitución, un nuevo caso capaz de asombrar al ciudadano más avisado.






El ministro Wert, aludiendo a las feroces críticas que nacionalistas y socialistas han lanzado sobre su proyectada reforma de la enseñanza obligatoria (los unos porque adelantan la fisura de su totalitario sistema de inmersión lingüística y los otros porque creen arrumbado su ilusorio método para aparentar la igualdad de todos los españoles mediante el expediente del aprobado general), citando a Miguel Hernández, señaló: "como el toro me crezco en el castigo".






Ya tenemos nuevo tema de conversación que oculte la cruda realidad de nuestras cuatro crisis, a saber: crisis moral, crisis nacional, crisis económica y crisis política. ¿Realmente es tan demencial querer que los hijos de hablantes en castellano se eduquen fundamentalmente en esa lengua? ¿Qué pasará con los hijos de los funcionarios del Estado, militares y policías que un día pueden estar en otros destinos? Cuando los diputados de Esquerra le gritan a Wert que aparte la mano de "sus" hijos, ¿hablan de representar a "todos" los padres de Cataluña? ¿Por qué no dejan elegir a los padres? Son preguntas sin respuesta en este corral de comedias en que se ha convertido España.

2 dic. 2012

Científicos en la picota

Se ha publicado en distintos medios de comunicación que, en Italia, varios sismólogos han sido condenados a seis años de cárcel por no prevenir el terremoto del L'Aquila en 2009. Desde luego van a apelar, y es posible que los absuelvan en la siguiente instancia. Me parece entender que no es exactamente por no haber anticipado el terremoto, sino por haber dicho: "tranquilos, no pasa nada", cuando se registraban muchos microseísmos, en lugar de disparar todas las alarmas por la inminencia del terremoto.















El problema es la tremenda incultura científica que se ha instalado en todos los ámbitos sociales, también entre los jueces, lo que asociado a la responsabilidad extracontractual puede llevar a que al final se sea responsable casi de cualquier cosa. La ciencia nos indica simplemente las probabilidades de los fenómenos. El estudio de los terremotos está sujeto a un grado de indeterminación muy alto, de manera que es imposible adivinar el plazo en que se ha de producir el seísmo.

















La región es proclive a tenerlos y el alarmismo no es bueno para la ciencia. Los expertos dijeron a los políticos lo que sabían y ahora éstos se dan cuenta de que hubieran preferido al Oráculo de DelfosAunque al final se resuelva a favor de los científicos, esta sentencia es de locos. ¿La justicia respondiendo a la histeria colectiva con ganas de linchar? El resultado de todo puede ser la paralización de esta ciencia en Italia.









                                  








Yo, si fuera sismólogo o vulcanólogo, me buscaría otro trabajo o me iría a otro lugar. Desde luego, no me quedaría tranquilo en un sitio donde te condenan por no haber conseguido lo imposible. Podrían aplicar la misma vara de medir a las agencias calificadoras que dieron AAA a Lehman Brothers, una semana antes de quebrar.















Ciencia, madre nuestra que estás en la Tierra, danos el bienestar que procede del conocimiento usado con templanza democrática. Elimina nuestro dolor, cura nuestras enfermedades. No nos dejes sucumbir a la superstición ni a las falsas ilusiones, y líbranos de la ignorancia. Aunque pones límite a la potestad de los dioses, que reculan un paso con cada fórmula irrebatible que descubres, caíste a lo largo de la Historia en hondos letargos que acarrearon la desintegración cultural de algunas civilizaciones. Nada emprendes que no sea susceptible de aplicación bélica; pero también prolongas la vida, apaciguas al hombre, lo perfeccionas hasta donde es posible perfeccionar tan defectuosa criatura. Bendito el gobernante que fomenta tu desarrollo. Bendito el Estado que te acrecienta mediante la investigación, te incorpora para bien de todos a su sistema productivo y te acerca a los jóvenes. Acabarás el mismo día que la inteligencia del último curioso.



Fernando Aramburu.

1 dic. 2012

Las elecciones catalanas

Ya es tiempo, creo, de comentar las elecciones catalanas, ahora que la tormenta mediática desatada a escampado. Los resultados son consecuencia de los errores y dejación del Estado en la transición y de la crisis económica que está acuciando a la administración catalana; del sinsentido de esto ya he comentado en diversas entradas del blog, ahora toca analizar los resultados.







En primer lugar hay que decir que Mas ha fallado, su esperanza de obtener una mayoría suficiente para presionar al Gobierno y conseguir su confederación económicamente autónoma se ha disuelto como un azucarillo en agua; su resultado, 50 diputados, es muy lejos de los 62 obtenidos en 2010.







La abstención se ha reducido en 10 puntos acabando con el tópico de que a determinadas gentes las autonómicas no les interesaban, tener una abstención del 30% tampoco es para tirar cohetes pero ya sabemos que es lo que hay en España elección tras elección. La Esquerra Republicana ha duplicado sus escaños y el PSC ha perdido 9. Suben el PP, Iniciativa y sobre todo Ciutadans que triplica escaños, y aparecen los de CUP, la Herri Batasuna catalana. 






Es posible que una parte de lo perdido por CiU haya ido a la abstención y al PP pero el grueso ha ido a Esquerra; de la abstención ha salido voto para PP, Ciutadans, CUP y Esquerra. El PSC ha perdido voto que ha ido a parar a la abstención, Ciutadans, Esquerra y quizá algo a CiU. El PP a trasvasado algo de voto a Ciutadans.








Por primera vez los ganadores, CIU, han ido con un programa soberanista pero muchos independentistas no se han fiado y han votado Esquerra. ¿Qué conclusiones se pueden sacar? El soberanismo mantiene una holgada mayoría, el fracaso personal del paradójico ganador lo arrastra al fin de su carrera y a la huida hacia adelante.  






La posibilidad de realizar plebiscitos municipales queda imposibilitada por no poderse aprobar la Ley electoral catalana que lleva camino de treinta años pendiente de aprobación. Ley que el artículo 56 del Estatut exige sea avalada, ¡ay!, por dos terceras partes de la Cámara, o sea por noventa diputados. Y faltan tres, la convocatoria de la Generalidad llevaría a los convocantes a los tribunales. ¿Ha influido en la campaña el asunto de las cuentas secretas y de la corrupción? Quizá, pero más a influido la desconfianza política ante un proyecto que no goza de reconocimiento en la UE. 






¿Qué ocurrirá? Creo que Mas eludirá el choque y buscará una nueva financiación apoyándose en Esquerra y PSC pero habrá que ver si éstos quieren.






¿El proceso independentista tiene posibilidades en esta legislatura? Mi impresión es que muy difícilmente. Y si en esta legislatura no se tiran adelante, pasarán muchos años antes de que vuelvan a tener una oportunidad.

22 nov. 2012

El franquismo y la transición

Me sorprendo con la noticia de que la ONU, al parecer no debe tener mucho trabajo, va a investigar los crímenes del franquismo. Reaparece el fantasma de la memoria histórica entendida como munición para la contienda política actual y no como necesaria exégesis histórica.


Sin perjuicio de las necesarias reparaciones, que no se hayan producido ya, para los damnificados del franquismo y también del Frente Popular, y de la posibilidad de enterrar a los asesinados que se pueda en tumbas decentes, es necesario hacer comprender a los que ganaron la guerra que no lo hicieron para siempre y a los que la perdieron que la perdieron.


Las posibilidades de indemnizar y anular los juicios de la historia, están limitadas por las posibilidades económicas, políticas o, simplemente, temporales; no es posible castigar los crímenes de los vikingos o indemnizar a los moriscos expulsados en 1606 y 1609.

Todo Régimen se hace por el anterior, ya sea a favor o en contra, y la transición emana del franquismo. Voy a hacer una mención somera de la evolución ideológica y procedencia familiar de conocidas figuras de la transición para aclarar este punto.

Alfonso Guerra procede de una familia de trabajadores sevillanos que era numerosa, tanto la suya como la de su padre, pero en los archivos de la policía franquista no figura nadie, a pesar de lo quisquillosa que era esa institución, sólo un tío suyo es descrito como afecto al Régimen y, claro, figura el propio Guerra que no fue molestado, nadie de su familia tuvo que ir a la guerra.


Felipe González es hijo de un pequeño empresario cántabro instalado en Sevilla, éste hizo la guerra en el bando de Franco y Felipe de niño estuvo en la OJE como tantos. La exmujer de Felipe es hija de un militar franquista, de sanidad. Julio Anguita es hijo de un sargento franquista de simpatías falangistas, las mismas que Julio ha reconocido que tuvo en la adolescencia.


El famoso Padre LLanos, cura rojo del Pozo del Tío Raimundo y miembro del Comité Central del PCE, fue falangista y persiguió a la película Gilda por Madrid. El exministro Moscoso, alto cargo con UCD y con el PSOE, es hijo de la mano derecha del general Mola en el 36 y es padre de una figura ascendente del PSOE. Nada que decir del clan Fernández Ordoñez o del padre de la exministra De la Vega altos funcionarios con Franco.


La segunda de a bordo de Tomás Gómez, jefe del PSOE de Madrid, es hija del marino Camilo Menéndez que se unió a Tejero cuando ya había fracasado el 23 F, junto con Juan García Carrés, y fue militante de Fuerza Nueva en la transición. Rubalcaba es hijo de un militar franquista que pasó de la aviación a Iberia, porque le convenía, siendo él mismo falangista en su juventud. Tanto Bono como Fernández Bermejo son hijos de sendos jefes locales del Movimiento.


Ni siquiera ETA se libra, Francisco Mújica Garmendia es hijo y nieto de soldados requetés de Franco, Floren Aoiz es hijo y sobrino de mandos del requeté, Argala y Pertur fueron falangistas en su juventud e Iñaki  de Juana Chaos fue miembro de Fuerza Nueva a los 17 años, hijo de un antiguo médico militar y nieto de un militar franquista.


Incluso, para terminar, el expresidente Zapatero tenía dos abuelos, uno represaliado por los nacionales pero el otro, el que lo llevaba al parque, había sido médico militar franquista en la Guerra Civil.

20 nov. 2012

Duran i LLeida

En plena vorágine de la campaña electoral catalana no puedo dejar de pensar en la desfachatez de personajes como Duran i LLeida, elemento hasta anteayer favorable a la integración de Cataluña en España, formando parte de una coalición que participó en la Comisión Constitucional, votó la Constitución en Las Cortes, apoyó el sí en el referéndum constitucional, que se ganó en Cataluña, y ha apoyado a varios gobiernos aprobando presupuestos en tiempo tan próximo como la etapa Zapatero. Prácticamente hace cuatro días llegaron a un acuerdo de financiación pero claro el empeoramiento de la crisis obliga a dar la cara y estos "caras" no quieren.






 






En medio de todo, surge el informe policial revelado por El Mundo que coloca en posición difícil a Mas y a Pujol. Es verdad que las filtraciones a un medio no son demostraciones de nada, son ilegales y existe el principio de presunción de inocencia, pero sólo hace unos días la familia Pujol emparentó con la "nobleza mejicana" de la que son socios económicos, bastaría con hacer una declaración de bienes y explicar su origen pero no lo harán.












Quizá sea todo esto la razón del independentismo de CiU. Triste la unanimidad de los medios catalanes y la ceguera de la mayoría del pueblo de Cataluña, los procedentes de otras partes de España son como el "Tío Tom", y Duran, en días, a pasado a ser independentista.

19 nov. 2012

La novela histórica

La novela histórica no ha tenido una presencia importante, tradicionalmente, en la literatura española. Se entiende por novela histórica aquella que tiene su trama instalada fuera del mundo contemporáneo o moderno, es decir biográfico, en donde los personajes son comprensibles porque son más o menos actuales. Además, en la novela histórica debe haber un componente que haga a los hechos históricos uno de los protagonistas, de ahí su aspecto de "útil para la divulgación histórica".







 






En este subgénero literario debe evitarse siempre la tentación de que los hechos históricos oscurezcan absolutamente a los personajes inventados o que éstos sacrifiquen los hechos a las vicisitudes de la trama. La gran dificultad es la elaboración de personajes creíbles ya que resulta imposible encontrar en la realidad personas semejantes y no podemos explicarnos su sistema moral, político, social e incluso aspectos psicológicos. Sí podemos entender sus voliciones básicas, resultado de su condición humana, y sus habilidades lógico intelectuales.  






 






Hay dos formas de evitar este problema pero ambas llevan al género a ser menor: los que se centran en la problemática político histórica de la época y los que dan más protagonismo a la acción pero son anacrónicos. El momento en el que se produjo una eclosión de novelería histórica en España coincidió con la desaparición práctica de la Historia en los programas educativos por el expediente de subsumirla en un cúmulo llamado "sociales" y con el éxito de una novela histórica como fue "El Nombre de la Rosa".  






 






En España, en el tiempo del romanticismo decimonónico, no tuvo la importancia que en otros lugares pero podemos citar a la escritora gaditana Cecilia Böhl de Faber (Fernán Caballero), Navarro Villoslada y Arturo Campión. El por qué ha proliferado tanto quizá tiene que ver con la desaparición de la asignatura de Historia que pasa de ser muy dura a hablar de atención al medio, o quizá en un mundo globalizado miramos el entorno, lo propio, los orígenes. 


En realidad de lo que nos hablan es de lo que nos hablaba la novela de  Graham Swift "El País del Agua", de explicarnos a nosotros mismos según nuestros orígenes, de saber explicar de dónde venimos.

4 nov. 2012

La guerra de los 10 días

El 25 de junio de 1991 se produjo la independencia de Eslovenia, fue la primera de las repúblicas de la antigua Yugoslavia en obtenerla. El contexto era la situación creada ante el hundimiento del bloque oriental, el colapso económico del socialismo y la explosión de odios en el seno del Estado yugoslavo, formado tras la Primera Guerra Mundial como consecuencia de la destrucción del Imperio Austrohúngaro. 


En los meses anteriores a la declaración unilateral de independencia, Eslovenia creó lo que se dio en llamar una estructura de maniobra para la protección nacional, a partir, principalmente, de las fuerzas policiales, y en la que se encuadró a 21.000 hombres. Sería esa estructura la que, dotada con fusiles de asalto, armas anticarro y misiles antiaéreos, se enfrentaría, sin apenas material blindado, al ejército federal yugoslavo.






 







La guerra se desarrolló en 10 días, una vez que las autoridades eslovenas celebraron un plebiscito de autodeterminación en el cual sólo pudieron votar los inscritos previamente, es decir los nacionalistas. 
El ejército federal, compuesto fundamentalmente por blindados, encontró muy difícil actuar en un terreno fuertemente urbanizado; de todos es sabido que en ese tipo de terreno, el blindado debe ir protegido por la infantería. 

Hubieran podido arrasar la república por medios aéreos, pues la aviación y la marina yugoslavas tenían capacidad para ello, pero el mando carecía de apoyo político en la presidencia colegiada yugoslava y no gozaba de apoyo en el exterior, por la posición excéntrica y neutralista tradicionalmente  desempeñada. Finalmente el comienzo del conflicto en Croacia aceleró el alto el fuego y la posterior retirada del ejército federal.







 







¿Podría ocurrir en España algo similar? Señalemos al respecto que la ocupación militar del territorio de Cataluña, con casi 32.000 kilómetros cuadrados, requeriría, para su control efectivo, una fuerza del orden de 270.000 soldados, que actualmente no se encuentra disponible en nuestro país. Las fuerzas armadas españolas cuentan, en efecto, con un total de 134.772 hombres y mujeres, incluyendo los militares de carrera y de complemento, las clases de tropa y marinería y los reservistas voluntarios; es decir, aunque se movilizaran completamente, los ejércitos apenas llegan a la mitad de los efectivos teóricamente necesarios para restablecer el orden constitucional en el caso de que se produjera la secesión. Incluso si a esa fuerza se sumara la totalidad de los 80.210 miembros de la Guardia Civil, la capacidad militar de España es dudosa para el logro de ese objetivo.
La Generalidad cuenta actualmente con 16.654 mossos y 10.894 policías locales, es decir, una fuerza con más de 27.000 elementos con experiencia en el empleo de las armas.




                                   






Por otro lado, la utilización del grupo aeronaval y las unidades especializadas, con gran capacidad destructiva, sería imposible por el completo descrédito de estos métodos en la opinión pública internacional incluida la española y por la posibilidad de que ni siquiera el propio mando militar asumiera realizar ese destrozo a su propio pueblo; Cataluña es España.

¿Habría apoyo político para una intervención selectiva y policial en la región? Teniendo en cuenta la respuesta de la población española ante la crisis de Iraq, creo que el Gobierno español se encontraría solo y por no tener no tendría siquiera el apoyo de su propio grupo parlamentario.

Cuando Mas proclama que "nadie puede utilizar unilateralmente las armas" es porque está convencido de que el Gobierno de España en ningún caso llegará a decidirse por el empleo de la fuerza, evidentemente esto no es Siria.






 






Si se dan estas circunstancias no sería extraño que, en el escenario catalán, volviera a reproducirse la farsa eslovena. Entonces, la secesión se produciría por la incomparecencia del Estado y acabaría abriéndose el túnel negro del desmoronamiento institucional del mismo. Y a España no le quedaría otra salida pacífica que embarcarse en un nuevo período constituyente de tan incierto resultado que hoy ni siquiera podemos entrever. 















Como hay evidencias de que Cataluña y el resto de España tienen intereses muy importantes en común, y teniendo en cuenta que Cataluña quedaría fuera de la UE, parece claro que hay materia para poder negociar, pero ¿será posible? Si no alcanzamos a hacer el esfuerzo necesario, lo que salga será más parecido a los Balcanes que al Benelux. Nadie sabe el futuro, pero seamos optimistas porque si no sufriremos el desastre dos veces, ahora y cuando ocurra realmente. 

1 nov. 2012

Halloween

El sincretismo es un fenómeno que se produce cuando se encuentran dos o más tradiciones culturales en un mismo tiempo y lugar; produciéndose, tras el choque inicial, periodos de convivencia hasta dar lugar a una tradición híbrida. En algunas ocasiones, las autoridades de una nueva religión dominante se apropian de viejas tradiciones, y en otras es el pueblo el que las conserva de culturas anteriores. 










En la época del Imperio Romano, éste abarcaba las religiones y tradiciones de los lugares conquistados, identificando a los distintos dioses con dioses del panteón romano en un sincretismo puro, pero esperaban reciprocidad, de ahí las dificultades de las religiones monoteístas dogmáticas (cristianismo y judaísmo). 

















En la etapa de dominio cristiano en Occidente, será el sincretismo cristiano quien, de manera natural o dirigida, termine subsumiendo las viejas tradiciones nemorosas paganas. Es una larga etapa en la que sólo la presencia de pequeñas minorías como los judíos enturbiará la unidad de la Universitas Christiana.



















No es hasta la llegada de la ilustración y del posterior positivismo, que se ponga en tela de juicio ese dominio del cristianismo en Occidente, aunque los mitos paganos subsistan en el campo. En este contexto surgirán sociedades secretas que buscarán el sincretismo sobre la base de la tolerancia religiosa, admitiendo en su seno a creyentes de los diversos cultos, sobre todo protestantes y católicos.



















Sin embargo, es a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando la crisis del Estado-nación, propiciada por el liberalismo librecambista, llevará a una exacerbación del nacionalismo en Europa, dando lugar a fenómenos como el celtismo, el germanismo y el antisemitismo. Es ese medio el que dará lugar al neopaganismo, una especie de vuelta imposible a las creencias paganas, envuelta en un naturalismo panteísta fundamentalmente ateo.



















Las sociedades secretas empiezan a atacar los centros de poder tradicionales, monarquía e Iglesia, junto con las nuevas ideologías como el marxismo, la filosofía de Nietzsche y el freudianismo. Tras la II Guerra Mundial, el neopaganismo se va a asociar a la revolución juvenil, la música y el arte, lo que atraerá a las fuerzas del mercado de consumo, bajo el dominio de la preponderancia de los USA. La fiesta de Halloween hay que verla en ese contexto.

 

















Halloween (contracción de "All Hallows Eve", víspera de Todos los Santos), también conocido como "Noche de Brujas" o "Noche de Difuntos", es una fiesta de origen celta que se celebra principalmente en los Estados Unidos, Canadá, Irlanda, el Reino Unido y en países no anglosajones como México y Colombia en la noche del 31 de octubre. Tiene origen en la festividad celta del Samhain y en la festividad cristiana del día de Todos los Santos. Posee un trasfondo religioso. Tiene todos los componentes del renacer neopagano y el predominio nórdico, así como de la utilización comercial de la sed de diversión moderna.
















Hay otras viejas tradiciones en este sincretismo moderno, con raíces antiguas o nórdicas, como las hogueras de San Juan, celebración del solsticio de verano (24 de junio) o la noche de Walpurgis (30 de abril), dependiendo de la localización, ya sea en Europa o en territorios europeizados.
En las tradiciones hispanoamericanas se mezcla a la religión (Todos los Santos), el celtismo y los mitos preeuropeos.

25 oct. 2012

Las elecciones vascas

El pasado domingo tuvieron lugar las elecciones autonómicas vascas y es hora ya de analizar los resultados que vienen a empeorar más, si cabe, el oscuro panorama nacional.






La peculiaridad de la política vasca, no confundir con la peculiaridad vasca, viene de la Guerra Civil donde la sociedad se dividió en tres bloques: por un lado las derechas y por otro, en alianza, los nacionalistas (conservadores) y el Frente Popular.






Terminada la contienda, la sociedad vasca evolucionó hacia la prosperidad, las grandes áreas campesinas se redujeron, creciendo en Guipúzcoa, Álava y Navarra la industria, antes más centrada en Vizcaya. Con el crecimiento industrial llegaron a Vasconia nuevas masas de inmigrantes, repitiéndose el fenómeno que anteriormente había sucedido en Vizcaya. 






Con la reducción del campesinado tradicionalista se redujo el componente derechista de la sociedad, manteniéndose en cambio el vasquismo difuso y el resentimiento propio de la lucha de clases. En este contexto nace ETA, a finales de la década de los cincuenta del siglo XX. La actividad industrial atraerá a inmigrantes pobres de otras tierras de España y a segundones de los caseríos vascos de Vizcaya y Guipúzcoa lo que llevará a la creación de la fraternidad tácita entre el componente de la izquierda antifranquista y el nacionalismo. 







En 1968 ETA comete sus primeros atentados, sus primeros miembros son chicos de clase media, muchas veces hijos de derechistas o de nacionalistas moderados, pero con el tiempo los comandos surgirán de ese magma mezcla de zona industrializada y rural de la Guipúzcoa profunda. Con la transición y el Estatuto la administración quedará en manos del PNV, que ya ejercía influencia a nivel municipal en el tardofranquismo.






Dos fenómenos han tenido parte en el crecimiento del voto nacionalista -todas las legislaturas ha controlado el Gobierno Vasco menos la última-, uno es el adoctrinamiento de los alumnos en la enseñanza pública, en la que se incluyó a profesores sin otra titulación que ser nacionalistas, y otra el exilio de mucha gente, harta del dominio asfixiante del nacionalismo en la sociedad.








La situación a quedado como sigue: ha ganado el PNV, que había perdido, en la última legislatura, un cierto control clientelar en la sociedad pero que mantiene una fuerte estructura de acción y poder; ha recibido el voto de antiguos votantes del PP y del PSOE como voto útil para evitar el triunfo de Bildu. En segundo lugar ha quedado Bildu que agrupa a los seguidores de las tesis de ETA junto con los restos de la escisión del PNV EA y grupúsculos de la izquierda abertzale, que habían abandonado HB por ser contrarios a la violencia y ante el fin del terrorismo regresan, hay que contar también el voto antisistema y elementos radicalizados del PNV.







El PSOE ha perdido la mitad de los votos, pues no en vano la nefasta política de Zapatero, el buenismo ramplón y derrochador, el proceso de rendición a una ETA policialmente derrotada y la defenestración de cuadros valiosos e íntegros del PSE, tenía que influir electoralmente en el partido. El PP fracasa, quedando como cuarta fuerza política y pagando los platos rotos de la traición de Rajoy al equipo dirigente vasco afín a Mayor Oreja, así como la colaboración apenas disimulada en el proceso de "paz" zapateril. 







Izquierda Unida malversa totalmente la herencia de Euskadiko Ezkerra, y queda fuera del parlamento, y UPD mantiene un escaño. La abstención, fuera de la llamada abstención técnica, corresponde a votantes del PSOE y del PP, así como algunos antisistema, aunque en esa comunidad autónoma los antisistema votan Bildu. 







¿Qué pasará? El PNV lo tiene muy fácil para gobernar apoyándose en el PSOE y el PP por un lado y en Bildu por otro; no creo que monte espectáculos soberanistas hasta dentro de dos años, esperará a ver qué pasa en Cataluña. El PP se salva por la victoria en Galicia pero el PSOE se hunde y no parece que la cosa tenga remedio. Como se puede ver, un desastre en un túnel del que no se ve la luz. Habría que recuperar para el Estado competencias en educación y realizar una campaña de moralización y didáctica que no parece posible para los partidos actuales.

21 oct. 2012

El Imperio Americano

A lo largo de la historia, los diversos imperios que han existido se han constituido en relación con los condicionantes económicos y tecnológicos, siguiendo siempre las categorías de tiempo y lugar. El Imperio Americano, heredero del Inglés, es material y espiritualmente distinto a éste. Los ingleses hicieron evolucionar su imperio hacia un mecanismo de obtención de materias primas y mercados que requería el control de la soberanía del territorio. Los USA utilizan su poder para realizar esos mismos negocios con naciones más o menos soberanas; sin embargo, los norteamericanos no están exentos de razones espirituales que van más allá de la carga del hombre blanco. 








                                









Casi desde el momento de su independencia, los USA han sido una potencia al menos de índole regional, y esto ya lo vio Napoleón en su prisión de Santa Elena. La existencia de colonos americanos en los territorios de Nueva España, muy despoblados, llevó a conquistar las provincias del norte de Méjico, luego el hundimiento accidental, si no autoprovocado, del navío USS Maine les dio la excusa para llevar a la práctica el deseo señalado 70 años antes por el Presidente Monroe. El trato dado a España posteriormente, los americanos compraron Cuba, Puerto Rico y Filipinas, demuestra ya una cierta preocupación por la moralidad de sus actos, al menos de forma aparente, de cara a su propia opinión pública.






 







La intervención en la Primera Guerra Mundial, con unos USA constituidos en la primera potencia económica que no militar, pone de manifiesto un interés en las cosas de la gobernanza mundial, aunque todavía ese interés no alcanzaba a convencer a amplias capas de su élite ni al pueblo. La intervención fue consecuencia del hundimiento del navío comercial Lusitania que, ahora, sabemos se produjo tras el aviso dado por Alemania de que conocía la existencia de transporte ilegal de armas y repuestos bélicos para Inglaterra. El Presidente Franklin Delano Roosevelt, a pesar de ser un "liberal" convencido, casado con una mujer criptosocialista y el padre del programa socialdemócrata New Deal, comprendió que una potencia del tamaño y poder de los USA debía ejercitar ese poder o de lo contrario generaría un vacío que llevaría a la agresión. 







 








La excusa para entrar en la Segunda Guerra Mundial fue el ataque a Pearl Harbour, producido sin previa declaración de guerra, aunque los americanos sabían que se iba a producir y por eso preservaron sus grandes portaaviones. Todo cambió tras la guerra, el enfrentamiento de bloques y su poderío llevaron a los USA al liderazgo de Occidente y, como dijo el Presidente Eisenhower, al predominio nacional del complejo militar e industrial.



















La Historia de la guerra fría está salpicada de guerras calientes, como la de Corea (tablas) y la de Vietnam con derrota de la Superpotencia. La excusa para bombardear masivamente Vietnam del Norte fue el famoso incidente del golfo de Tonkín, donde los norteamericanos simularon un ataque a sus navíos. La victoria en la guerra fría, y el mundo de la globalización e internet, lleva a nuevos retos al Hegemón resultante. ¿Cuál será el papel de las organizaciones plurinacionales de defensa que se crearon en la guerra fría?¿Cuáles los retos de esta posguerra fría?







 







La primera de las amenazas que prevalece en estos tiempos es la de la "guerra en red", redes armadas de actores estatales y no estatales. Incluyen grupos paramilitares organizados en torno a un líder carismático, señores de la guerra que controlan territorios concretos, células terroristas, voluntarios fanáticos como los mujahidines, organizaciones criminales, unidades de fuerzas regulares u otros cuerpos de seguridad estatal, así como mercenarios y compañías militares privadas. 







 








Un segundo tipo de guerra es la llamada "guerra espectáculo". Es la guerra que lleva a cabo principalmente Estados Unidos. La guerra espectáculo implica guerra a larga distancia, utilización de aviones ultramodernos y tecnología de misiles o, para prevenir bajas en las filas propias, "guerra por poderes", como la de la Alianza Norte en Afganistán.







 







El tercer tipo de amenaza puede describirse como "guerra neomoderna". Y tiene en cuenta la evolución de las fuerzas armadas clásicas en los grandes países en transición. Estos países están experimentando una transición: de economías centralizadas, están pasando a sistemas más abiertos al exterior y orientados al mercado, que, sin embargo, son lo suficientemente grandes como para mantener un sector público considerable e impedir la descomposición. Los ejemplos típicos son Rusia, China y la India. 







 






Ante este panorama, la perspectiva norteamericana, y sobre todo tras los ataques del 11 de septiembre, se reafirma en el uso de la fuerza como instrumento de política exterior y en su sesgo hacia un unilateralismo que olvida demasiadas veces el derecho internacional. La alianza radical y estabilizadora entre USA y Europa propia de la guerra fría, que apoyaba el Mercado Común, no se compadece con la desconfianza y desinterés de los USA actuales frente a la burocrática UE y al euro. La disminución de fuerzas norteamericanas en Europa es consecuencia de esto y de la necesidad de tropas en otros escenarios (Iraq o Afganistán), por eso de manera paralela a Rusia, aunque no sincrónica ni tan rápida, los USA retiran efectivos de sus bases en Centroeuropa permaneciendo en las bases mediterráneas: Rota, Morón, Aviano e Incirlik con jefatura en Inverness.







 







La llamada primavera árabe, que no se podría haber producido sin el visto bueno de los USA y que tiene como característica la subida al poder de gobiernos islamistas (promocionan la caridad), la crisis económica que desestabiliza a Europa, el surgimiento de tensiones nacionalistas en todo el globo y el creciente interés norteamericano en los países asiáticos productores de petróleo y el sudeste asiático, van a marcar en buena medida la evolución de los acontecimientos y la acción hegemónica de los USA, con la posibilidad de guerras calientes en China, Palestina y en el mundo árabe, sin contar la política occidental de rapacidad en África.