29 mar. 2019

López Obrador y la conquista

El presidente de Méjico, López Obrador, ha protagonizado un episodio chusco a propósito del próximo aniversario de la conquista, por parte de Hernán Cortés y su ejército, del Imperio Azteca.
Sin pestañear, ha exigido al Rey de España, y al Papa, que pidan perdón por los abusos cometidos en la conquista.
La respuesta, a bote pronto, del ministerio de exteriores español, en boca de Josep Borrel, es jocosa; no se pedirá perdón y España tampoco exigirá a Francia que pida perdón por la invasión napoleónica ni a Italia por la romanización (tampoco al Califa por la invasión islámica).
Los observadores ven en el populista un intento de desviar la atención por los, más bien magros, logros de su gestión, en un país como Méjico, en vías de desarrollo pero atenazado por las bolsas de paro y pobreza, y también por la guerra contra el "narco".






El dominio de la clase criolla desde la independencia es descomunal, incluso él (L.O.) desciende, no ya de criollos sino de emigrantes españoles. Su mujer, al parecer inspiradora de las misivas, es de ascendencia criolla y alemana.
Al margen de la contumacia en no entender que quien conquistó Méjico no fue el "Estado Español" sino el Reino de Castilla (ya desaparecido) y que no conquistó el "Estado Mejicano" sino el Imperio Azteca (ya desaparecido).
López averguenza a los mejicanos y llevando al absurdo, más, su demanda es como si el actual alcalde de Londres (de origen paquistaní) tuviera que pedir perdón por los abusos del Imperio Británico.





Creo que el largo brazo de PODEMOS, y de Ernesto Laclau, no están lejos de tan estrambótica petición.
Es bueno que ante el conflicto que se avecina en España sepamos donde está el enemigo.

P.D. Sobre los logros de la hispanización es conveniente releer al norteamericano Charles F. Lummis, blanco, anglosajón y protestante pero estudioso de la frontera.





28 mar. 2019

Los chalecos amarillos

A partir de la gran depresión en 2007, no han cesado de producirse protestas y tumultos en el mundo desarrollado a modo y manera de las protestas árabes de 2010.
No se puede hablar, fuera de un motín localizado, de protestas espontáneas; ya sabemos lo que es la "generación espontánea". En Francia van ya para 20 semanas de manifestaciones contra la ocurrencia de subir los impuestos al carburante. El signo distintivo de los hechos es el chaleco amarillo de señalización que todos llevamos en el coche para el caso de avería o accidente. 





De repente se ha extendido por toda Francia, semana tras semana, este movimiento de los que necesitan el coche para trabajar.
Se pide la dimisión de Macron y los partidos antisistema de derecha e izquierda lo quieren cabalgar.
Las preguntas son: ¿quién lo ha creado?, ¿cómo han sabido tocar las teclas? y ¿qué consecuencias tendrá? El tiempo lo dirá.

27 mar. 2019

Javier Miranda

Ha muerto el que fuera presidente de Osasuna Javier Miranda. Fue quien devolvió al equipo a primera. 
Ésta es la nota necrológica.






19 mar. 2019

La pretensión de lo inevitable

Santiago Vidal, juez español, fue suspendido de su actividad por participar en la redacción de la llamada "constitución catalana"; ahora, ha pedido el reingreso en la carrera.
Entre sus declaraciones, destacan su apreciación sobre las intenciones de los líderes españoles y su afirmación de que Cataluña se independizará por el pulatino convencimiento de la población.





A Vidal se le escapa el pequeño detalle de la historia; los cambios se producen, a veces, con velocidades de vértigo.
En el año de 1938 Cataluña era un campo de batalla revolucionario que actuaba, de hecho, como nación independiente con gran apoyo de la población pero en 1939 las masas aclamaban a Franco.
En las elecciones de 2015 la gente votó a PODEMOS en Cataluña, y en el País Vasco, pero en diciembre de 2017 hubo una victoria indepe en las elecciones autonómicas.




En realidad el futuro es un territorio incógnito aunque es verdad que será necesario recuperar para el Estado las competencias en enseñanza y sanidad, el sistema electoral deberá cambiar (a mayoritario en doble vuelta) sin olvidar el control de la policía autonómica que, al fin y al cabo, es una policía del Estado.





Cataluña no puede ser jurídicamente independiente si no son capaces de obtener la independencia usando la fuerza.
Podrían convencer a la mayoría de los españoles para que se les concediera la independencia pero sus propios demonios supremacistas, fascistas y expansionistas llevarían al colapso político, social y económico, y a la "guerra".
La disyuntiva no es independencia o "guerra" sino independencia y "guerra" o unidad y paz.
El cantonalismo está ahí y hemos de ser conscientes de ello.


Barcelona estuvo en poder de los musulmanes apenas 80 años, del 715 al 801; sin embargo, la mayoría de sus habitantes prefierieron convertirse al Islam para eludir los impuestos con los que se gravaba a los no creyentes. Esto no impidió que tras el asedio al que sometió Luis el Piadoso a la ciudad, ésta recuperara súbitamente su fe católica.






9 mar. 2019

Huelga feminista

Estamos en el "día después" de la jornada de lucha electoral antaño llamada "día de la mujer trabajadora". La autodenominada izquierda, en un espacio de confusión interesada, juntó churras con merinas: feminismo, anticristianismo, antioccidentalismo, LGTB, anticapitalismo...
Todo trancurrió de la forma esperada y da lo mismo cuál haya sido la participación, ya que por definición ha sido superior al año pasado, aquí no hay discusión. 



Hasta el ABC data la concentración en "más del doble" que en 2018. 
El espacio público por supuesto vetado a lo que llaman derecha. Nadie que no comulgue con el manifiesto radical, pergeñado ad hoc, puede participar e incluso existir. 
Más nos vale espabilar o nos echarán del tablero.