29 nov. 2009

Cambios climáticos








"Vivimos hoy en un tiempo de gran preocupación por el cambio climático. Tememos que, por efecto de la actividad humana, el planeta se caliente más de la cuenta. Nos parece percibir que hace más calor en estos días que cuando éramos niños. Oímos que el desierto avanza y el hielo de las montañas o los polos se funde.







En resumen, el cambio climático es terreno abonado para los catastrofismos de finales del segundo milenio; pero los científicos tienen la obligación de analizar los problemas y sus causas con una perspectiva más amplia. En Geología histórica, aumentar la perspectiva quiere decir abrir la ventana del tiempo varios millones de años.

















Desde hace unos 10.000 años estamos en una época cálida, que ha permitido la actual expansión de la humanidad a partir del desarrollo de la agricultura. No debemos olvidarnos, sin embargo, de que se trata de un paréntesis dentro del periodo frío que supone el último millón de años. Además, en estos últimos 10.000 años el clima tampoco ha sido absolutamente uniforme.







Ha habido momentos mucho más fríos que los actuales y tiempos tan cálidos o más que el presente, pero esos pequeños ciclos de calor y frío han durado pocos siglos y sus efectos puede decirse que son moderados.

















Estas oscilaciones de pequeña escala no son nada, sin embargo, comparadas con los grandes cambios climáticos en los que se enmarca la evolución humana en los últimos 4 o 5 m.a. En este periodo se constata una tendencia general de enfriamiento del planeta que llega hasta hoy en día, al mismo tiempo que, en promedio, disminuyen las precipitaciones. Estos fenómenos no tuvieron lugar de manera uniforme, sino que estuvieron acompañados de oscilaciones o ciclos climáticos tanto más acusados cuanto más recientes".

















Pensemos en las grandes glaciaciones recientes, las más conocidas, con duraciones de más de 100.000 años, con periodos interglaciares del orden de 20.000 años. La última, la glaciación de Würm, fue de 80.000 años y la anterior, la de Riss, duró 200.000 años.

Vendepatrias










Me preguntaba, a propósito de las convulsiones nacionalistas que afligen a España, sobre el concepto moral de traición; concepto que se compadece del insulto que se suele oír en las manifestaciones del País Vasco, "vendepatrias".







El conflicto se hace insoluble; quienes somos partidarios de que lo mejor para el País Vasco y Cataluña es permanecer en España podríamos caer en la tentación de descalificar a los nacionalistas como traidores y éstos podrían calificarnos como traidores, a su vez, a las patrias vasca y catalana.









No pretendo, en este escrito, justificar con razones mis ideas o mi apuesta política ni, ahora, refutar a mis contrarios sino encontrar un terreno común, entre los campos moral y político, del concepto de traición y la libertad de opinión y opción política.






¿Quién puede juzgar, en el terreno moral, como traición una opción política, ya sea la unión o la secesión, deslindando el interés en la sociedad y el interés personal? El único ser en condiciones de penetrar en la mente de las personas es Dios o en todo caso nosotros mismos en la soledad de la noche.









Haber jurado una bandera o haber hecho profesión de fe pública no da la completa seguridad, pensemos en el espía o el quintacolumnista, traidores para unos y héroes para otros.









Luego, existe el concepto de traición para los militares, que está exento de condicionantes morales y sólo los tiene operativos, es traidor el que estorba las operaciones militares e interesa acusarlo de eso.






Pues bien, como aquí estamos en tiempo de paz y aplicando desde fuera los principios de buena fe y confianza legítima, tendremos que respetar unos y otros las ideas del contrario, ya sean los nacionalistas las nuestras y nosotros las de ellos, para encontrar un terreno en el que debatir razonablemente.


















El artículo 16 de la Constitución Española dice: "Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley".










28 nov. 2009

La conciencia de nosotros mismos









"Para la biología moderna, la vida está organizada según una escala de niveles, y en cada uno de los niveles de organización aparecen ("emergen") propiedades nuevas, que son el resultado de la interacción de los elementos que la componen (que a su vez tienen propiedades que se derivan de las interacciones de los elementos del escalón inferior).




















El organicismo es la aplicación a la biología de la frase "el todo es más que la suma de las partes".





















De este modo emergió, en algún momento, lo que llamamos mente humana, que tiene indudablemente propiedades absolutamente nuevas y únicas, pero no hay unanimidad acerca de como se produjo este extraordinario fenómeno que nos tiene aquí discurriendo sobre la evolución.










Unos, como el propio Darwin, creen que ocurrió por una serie de muchos y pequeños pasos sucesivos, y otros piensan que surgió de una vez y tal y como es ahora, y que semejante cosa ocurrió recientemente, incluso después de que aparecieran las otras características modernas de nuestro cuerpo (al menos en el esqueleto, que es lo que fosiliza).



















La dificultad de poner a prueba uno y otro modelo se debe a que la mejor y tal vez la única forma de conocer el tipo de mente de un ser viviente (y quizá algún día de una máquina) es entrando en diálogo con ese ser, y tal diálogo es imposible con los fósiles.







Cabe no obstante la esperanza de que podamos descubrir rasgos de comportamiento consciente, y hasta de conductas simbólicas, en los registros paleontológico y arqueológico.





















El arte prehistórico es desde luego una manifestación de una mente como la nuestra, pero ¿y antes de que apareciera?"

El pensamiento humano nació literalmente cuando a algún antepasado nuestro (un Adán o una Eva) "se le cruzaron los cables".










Imagino el momento en que ese cromañón tomo conciencia de sí mismo y de su propia finitiud, es decir el árbol de la ciencia del bien y del mal.












27 nov. 2009

Las razas humanas

Se me ocurre, a propósito de lo que decía ayer, una posible solución al dilema planteado. Quizá los fósiles de los hombres modernos, encontrados en gran número, proceden de una época avanzada del paleolítico superior, en un periodo en el que el número de seres humanos tenía cierta abundancia.














Del tiempo del origen, según parece hace entre 300.000 y 100.000 años, no hay restos o están ocultos en la inmensidad del planeta; es necesario indicar que las condiciones para que queden fósiles y restos tienen que ser muy especiales, ya que el destino normal de los cadáveres es convertirse en polvo.

















En otro sentido, me fascina el problema del origen de las razas humanas; si la especie nace en África, ¿cómo se produce esa gran expansión? ¿Cómo se diversifican las razas?











Quizá sea una cuestión de linajes que mantienen sus características físicas incluso en la cantidad de melanina producida. Si los clanes humanos, constituidos en bandas de unos cincuenta individuos, llegan a encontrarse, se producen dos tipos de posibles reacciones a largo plazo: tras la inicial huida o el encontronazo, se crea una liturgia de intercambio de material, mujeres, caza, o prima la xenofobia, sentimiento nacido del miedo y muy humano.










De estos comportamientos surgirían las razas y los parecidos en los clanes próximos, sirviendo de puente entre razas próximas los pueblos mestizos como en Europa los uroaltaicos y lapones respecto a Asia.









Por otro lado, siempre pienso que algunos de esos lugares taumatúrgicos fronterizos, que a lo largo del tiempo han tenido valor para diferentes religiones (véase San Miguel de Aralar), no habrán sido, en su origen, lugares de relación, elegidos quizá por razones que se nos escapan.

26 nov. 2009

La aparición del hombre

"Adán y Eva, de haber existido, debieron compartir la manzana del pecado original con no menos de 100.000 compañeros de especie" "En la historia de la humanidad, la población nunca ha sido menor de ese número", según los últimos estudios del biólogo español Francisco Ayala.
























Una teoría más, si no viniera del autor de 600 artículos científicos y asesor del presidente estadounidense Bill Clinton en cuestiones relacionadas con la ciencia.








El investigador madrileño, afincado en EEUU, descarta que la extensión del hombre a toda la Tierra comenzara gracias a la activa procreación de la pareja bíblica. "Nunca hubo un Adán y Eva", asegura. Ayala ha basado su estudio cuyos primeros resultados fueron publicados el pasado año en la revista Science en el análisis genético de nuestros antepasados. Y eso incluye el momento en el que supuestamente aparecieron Adán y Eva.






















Una de las conclusiones sacadas a través del DNA de homínidos hallados en distintos yacimientos arqueológicos es que "desde hace 4,5 millones de años, las poblaciones humanas nunca han sido inferiores a los 100.000 individuos".
No es de extrañar que su trabajo sobre la evolución humana haya obligado al profesor Ayala a dejar un hueco en su agenda para defenderse de los pleitos que las iglesias cristianas más conservadoras le han puesto en EEUU.








A pesar de ello, el científico español, que pronunció ayer una conferencia en la Fundación Central Hispano, afirmó que sus trabajos cada vez se ven desde un punto de vista más positivo desde esas iglesias. "Incluso me han llamado para que les ayude a interpretar la historia a partir de los descubrimientos científicos. De lo contrario saben que no sobrevivirán al siglo XXI", comentó el investigador de la Universidad de California durante su estancia en Madrid.








Francisco J. Ayala repasó sus últimas teorías evolutivas, entre las que destacó el paso clave que supuso que nuestros ancestros dejaran de andar a cuatro patas para hacerlo erguidos. "Las manos se transformaron en medios de manipulación y eso dio paso a un aumento del cerebro, forzado por las posibilidades de utilizar esas extremidades", según el científico.





















A partir de ahí, el hombre desarrolló lo que el investigador español llama "la evolución cultural". Es decir, la capacidad que dio nacimiento al lenguaje, el arte o la política, y que ha permitido al hombre reinar en el planeta sobre el resto de los seres vivos en un corto espacio de tiempo. Cortísimo, teniendo en cuenta que nuestra especie tiene sólo 4,5 millones de años y los primeros organismos vivos datan de hace 3.600 millones de años.










Para Ayala, el verdadero progreso del hombre no se ha basado en los cambios biológicos que han ido variando el aspecto de la humanidad, sino en la evolución cultural. "Un modo de adaptación al ambiente mucho más eficaz que la evolución biológica dice el científico, por ser más rápida y porque no depende de la ocurrencia aleatoria de mutaciones genéticas".









De ahí la conclusión del miembro de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU: "Aunque la capacidad de comportamiento ético es consecuencia de la evolución biológica, ésta no determina la moralidad, que es una de las grandes aportaciones del desarrollo cultural".








Y así, volviendo a la Biblia, los 10 Mandamientos no serían una consecuencia de la evolución biológica y sí de la herencia cultural que se propaga de generación en generación. En pocas palabras: "si somos buenos (o malos), es porque lo hemos aprendido de nuestros ancestros".









Se me ocurren algunas cosas dignas de aclaración por parte de Ayala. Debería explicarnos mejor cómo refuta la teoría de los genéticos en relación con el DNA mitocondrial que nos llevaría a una primera hembra humana (Lucy) y el cromosoma Y que nos llevaría a un primer humano macho.
















Debería explicar cómo consigue, la naturaleza, realizar un proceso extremadamente complejo, que no conseguimos comprender en todos sus pasos, y hacerlo simultáneamente en varios miles de parejas que evolucionan al hombre moderno, y que esas parejas sean fértiles.









Los estudios de los genéticos han descubierto que el hombre moderno, en su totalidad, forma parte de la misma especie.









Un homínido tan cercano a nosotros como el Neanderthal, con numerosos restos en varios yacimientos, no comparte con nosotros el material genético y mucho menos lo comparten los anteriores homínidos.









Por otro lado es muy superficial su análisis de la religión, quizá debería releer a Mircea Eliade que llama al hombre animal religioso, quien sabe de su individualidad y finitud. Mientras exista la muerte habrá misterio y pulsión religiosa.

25 nov. 2009

Moriscos










Escucho, durante toda la mañana, la verbena que se ha organizado ante la genial idea de compensar, de algún modo, a los descendientes de los moriscos expulsados en 1609. En plena crisis económica, en medio de la bronca por el atunero Alakrana, los socialistas se descuelgan con algo así.
















Me imagino que ahora el gobierno pedirá compensaciones a Italia por la guerra imperialista de los romanos, pedirá indemnizaciones a Túnez por la batalla del río Guadalete.















Es necesario seleccionar mejor a nuestros políticos o nos cargaremos el país.

23 nov. 2009

El Vietnam de los franceses










Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, Francia e Inglaterra se dispusieron a recuperar las colonias asiáticas que los japoneses les habían arrebatado.
















Para ello inventaron sistemas de protectorados, alianzas que encubriesen la realidad y permitiesen esa política frente a USA y su propia opinión pública.































Los comunistas habían desarrollado la estrategia del frente nacional o alianza con los nacionalistas por la independencia.








En el caso de Vietnam, Francia se encontró frente al mundo comunista, la ayuda americana no fue suficiente y los 25.000 soldados franceses tuvieron que salir tras Dien Bien Phu.

China












El equilibrio del mundo depende del desequilibrio de China. La China unificada y en manos de un solo grupo de hombres, de un solo partido, es una amenaza para el mundo entero.





















Esto es precisamente el peligro comunista, pues solamente los comunistas pueden reunificar China. Tienen todas las cualidades precisas: la falta de humanidad, la intolerancia, la pureza y... están locos.








Jean Lartéguy












21 nov. 2009

Crucifijos en las aulas










En relación con la sentencia del Tribunal Europeo que pretende prohibir la presencia del crucifijo en las aulas italianas, sería necesario recordar a sus señorías que durante siglos el Occidente europeo, un nombre nuevo, fue calificado de Universitas Christiana lo cual significa que se trata de una comunidad humana que posee raíces que hacen referencia a una cultura de base religiosa, y que no la podemos considerar simplemente como una estructura política o económica, según se pretende en nuestros días.



















El origen de nuestra civilización está en Clodoveo, en el Beato de Liébana, en Gregorio el Grande, en Cluny, en el Císter, en el Reino de Asturias, en el Camino de Santiago y que todavía en 1850, el pueblo europeo era cristiano en su práctica totalidad.

Historia de Canarias








Pocos saben que cuando los americanos nos expulsaron de Cuba, Filipinas y Puerto Rico, William Randolph Hearst inició una campaña de prensa para forzar a los USA a conquistar Canarias. El presidente McKinley, que hubiera preferido no hacer una guerra a España y obtener Cuba de otra manera, se alarmó.

















Sobre su mesa había una carta conjunta de los gobiernos británico, alemán, francés y ruso, en ella le comunicaban que si América era para los americanos, África no. El gobierno USA evitó el conflicto desacreditando a Hearst que pasó de millonario de primera división a segunda.
























En Canarias, más que un movimiento nacionalista lo que había habido es un cierto resentimiento, por parte de los trabajadores pobres, frente al peninsular (godos a bañarse). En la década de los setenta del siglo XIX, hubo un motín, prontamente pacificado, en la isla de La Palma.


















Hay que esperar al siglo XX cuando en 1977 aparece el MPAIAC (Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario), que estaba dirigido por un antiguo miembro del PCE llamado Antonio Cubillo.









Era la época de la transición y España no entraba en la OTAN, contra el deseo de los USA, además se había concedido derecho de atraque a la flota pesquera soviética. Años después España entró en la OTAN, Cubillo cesó en sus actividades tras un oscuro incidente en el que fue apuñalado en Argel y nosotros compramos gas natural a Argelia. Hoy día Cubillo reside tranquilamente en Canarias.

Canarias

Bromeaba, con unos amigos que han estado de vacaciones en Canarias, sobre la consideración de estas islas como los últimos restos coloniales que nos quedan.




















Con el máximo respeto a los canarios y su indudable españolidad, querría saber qué ocurriría si un gobierno español hace la tontería de ir por libre en política exterior, abandonar la OTAN o cualquier otra estupidez.




















Los territorios españoles más en riesgo, al margen de Ceuta y Melilla, no son el País Vasco o Cataluña con los que siempre tendremos una sociedad económica o confederal, son las Islas Canarias.

20 nov. 2009

Respeto a los ciudadanos

Se comenta que en Barcelona una familia, que estaba de vacaciones, al regresar a su casa la encuentra ocupada por un grupo de simpáticos amigos de lo ajeno.







Sorprendidos, se dan prisa en denunciar el robo, pero jueces y fiscales se pierden en un bosque de resoluciones judiciales. Mientras se resuelve el caso, los legítimos inquilinos viven con familiares y pagan la luz y el agua de los okupas. Por lo visto esto tiene que ver con la sensibilidad social de Inma y Joan.






¡Cómo los odio!







Artículo 33 de la CE: "Se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia". "Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social, mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las leyes".

18 nov. 2009

Alakrana










Parece que, por fin, se ha acabado con el culebrón del atunero de curioso nombre, y que no ha habido bajas, de lo que nos congratulamos todos.







Sin embargo, no han quedado claras una serie de cosas: ¿es verdad que el atunero viajaba bajo bandera de conveniencia? ¿Es verdad que no siguió las indicaciones del servicio de información de la OTAN que señalaba zonas de pesca más seguras? ¿Quién ha pagado el rescate? Son preguntas sin respuesta en la debilidad del Estado.







15 nov. 2009

Cataluña










El economista Sala i Martín ha dicho que los españoles somos unos cazurros y eso le quita las ganas de ser unionista en Cataluña, le han contestado poniendo de manifiesto la difícil mezcla de ser liberal y radical nacionalista, y él ha puesto el ejemplo de Thomas Jefferson.















Haré dos acotaciones: la guerra de independencia americana fue en realidad un levantamiento contra los impuestos injustos y la intervención arbitraria del Banco de Inglaterra en la exitosa e independiente economía de las 13 colonias.







La prueba de lo que digo está en que finalizada la guerra y aprobada la Constitución, le ofrecieron la corona al monarca británico quien declinó la oferta, manteniéndose formalmente en guerra con USA hasta la década de los veinte del Siglo XIX.












Si observamos en un mapa Britania y USA, vemos que hay una gran lejanía física, que era mucho mayor en el Siglo XVIII. Sin embargo, Cataluña está donde está, si tiran una piedra nos da en el coco; habría que preguntar a Sala con quién jugaría el Barça si no estuviera en la liga española.























Hay que tener cuidado con lo que se desea, no vaya a ser que se obtenga.

Liberalismo

"El axioma básico de la teoría política libertaria postula que cada hombre es dueño de sí mismo, en posesión de soberanía absoluta sobre su propio cuerpo. En efecto, esto significa que nadie puede invadir o agredir justamente el cuerpo de otra persona. Se sigue entonces que cada persona posee justamente cualquier recurso, previamente sin dueño, de la que esta se apropie o que "mezcle con su trabajo".



































A partir de estos axiomas gemelos: propiedad sobre sí mismo y la apropiación originaria, se construye la justificación para el sistema entero de títulos de propiedad en una sociedad de libre mercado. Este sistema establece el derecho de cada persona a su propia persona, el derecho a donar, dar en herencia (y consecuentemente el derecho a heredar) y el derecho al intercambio contractual de títulos de propiedad.




























Cada quien es el legítimo dueño de su propio cuerpo físico, así como de todos los lugares y bienes naturales que ocupe y que ponga en uso por medio de su cuerpo, con la única condición que nadie más haya ocupado los mismos lugares o usado los mismo bienes previamente.








Esta propiedad sobre los lugares y bienes "apropiados originalmente" por una persona implica su derecho a usar y transformar estos lugares y bienes en cualquier forma que este considere conveniente, con la única condición que como consecuencia no cambie la integridad física de lugares o bienes originalmente apropiados por otra persona.








En particular, una vez que un bien ha sido apropiado por primera vez, para usar la frase de Locke: "mezclando con el bien el trabajo de uno", la propiedad sobre dichos lugares o bienes sólo puede ser adquirida por medio de una transferencia voluntaria, contractual, del título de propiedad de un previo a un futuro propietario.


















Algunos liberales minarquistas consideran que un sistema capitalista no podría sobrevivir o no sería eficiente sin un Estado público e imparcial, y que todo el sistema jurídico que protege al capitalismo se vería amenazado al existir varios Estados privados compitiendo entre sí. Afirman así que el capitalismo siempre ha necesitado de un Estado de derecho para ser estable.







El anarcocapitalismo fue criticado por Ayn Rand que era minarquista y Milton Friedman escribió "Aunque necesario para la libertad, el capitalismo solo, no es suficiente para garantizarla. Tiene que estar acompañado por un conjunto de valores y de instituciones políticas favorables a la libertad".








Los objetivistas afirman que, en ausencia del Estado, una sociedad anarcocapitalista degeneraría en una "guerra de todos contra todos". Otros críticos arguyen que el problema de las externalidades hace que sea poco práctico el suministro de servicios de protección en una sociedad anarcocapitalista".















Ya veríamos, si no hubiera Estado y por tanto ejército, cuánto tardaría la gente como Mario Conde en apropiarse del poder con ejércitos privados.