6 oct. 2015

Federalismo vs Estado de las Autonomías

A veces es necesario conocer la genealogía de las cosas para encontrarles una explicación. El problema de Cataluña viene de lejos y a lo mejor, como decía Ortega, sólo es posible conllevarlo pero la causa próxima que ha colocado a España en el despeñadero se encuentra en la reunión que mantuvieron en Santillana del Mar los socialistas, capitaneados por Maragall y Zapatero. La idea que cobró forma en aquel congreso fue la de: "federalismo asimétrico", un imposible metafísico conociendo a los españoles, porque ¿quién aceptará tener menos competencias que la federación catalana? Nadie; la vida política española se convertiría en una carrera de campanarios a la búsqueda de la competencia perdida. 





Sin duda hubiera podido hacerse algo a este propósito en 1978 pero no ahora. El PSOE vive desde entonces en un mundo virtual en el que, a la manera "de donde vienes, manzanas traigo", a las demandas delirantes del nacionalismo catalán contesta con la cantinela del "federalismo".





El sistema autonómico español ofrece a las comunidades más competencias que las disfrutadas por los länder alemanes; además, la federación se construye para unir lo que está separado lo que no es el caso español. Chapotear en un nominalismo absurdo no solucionará nuestros problemas; si no somos capaces de racionalizar el sistema y explicar al pueblo el por qué, nos veremos arrastrados  a una dialéctica estéril e interminable ( y cara). La pelota está en nuestro tejado.

No hay comentarios: