22 jul. 2014

Los republicanos

Aprovechando el efecto "Podemos" y la abdicación real, ha surgido en España un movimiento, más aparente que consistente, para derribar la monarquía a través de una especie de referéndum ad hoc sin votar una nueva constitución y sin nuevas mayorías parlamentarias.
Estamos ante el enésimo debate nominalista que lo único que pretende es desestabilizar para potenciar una dinámica revolucionaria de extrema izquierda arcaica pero con cibermedios modernos, arrastrando a incautos.






Frente a esto, hay que decir que no vivimos en una monarquía clásica (poder de uno) sino en una república coronada, donde el Rey reina pero no gobierna; que el sistema democrático funciona tan bien, si no mejor en Noruega, Suecia, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Japón que en Francia o Italia. Las auténticas monarquías absolutas y hasta totalitarias son aparentes repúblicas como Corea del Norte o Cuba. 






Lo que pretenden los llamados republicanos no es ir a una tercera república sino regresar a la segunda para una revancha 80 años después. Si en un futuro, en el mundo no quedaran más que los cuatro reyes de la baraja y los tres reyes magos yo no quiero estar en una república revolucionaria y popular, sin libertad y Estado de Derecho, como nos proponen estos republicanos.

No hay comentarios: