3 ene. 2019

Replicantes


Por primera vez, al menos con conocimiento público, se ha realizado una intervención genética embrionaria en el sentido de eliminar o cambiar un gen sin ánimo curativo sino preventivo, de manera que se impida la posible acción del VIH en un ser humano.



Se trata de dos embriones gemelos, in vitro, que han dado lugar a dos niñas; en un caso ha habido intervención, en el otro caso no. En el pasado, se había conseguido eliminar en los embriones genes defectuosos o productores de enfermedades; ésta es la primera vez conocida que se interviene un embrión sano con objetivos preventivos.



Las consideraciones éticas, legales y sociales son descomunales: ¿estos niños tienen derechos humanos?, ¿se van a estudiar los sucesivos linajes?, ¿dónde quedan las leyes de Nuremberg?  Por primera vez un Estado y sus científicos reconocen que han abierto la caja de Pandora. Philip K. Dick estaría contento, de acertar quiero decir.





No hay comentarios: