5 ago. 2013

El caso Bárcenas

Desde hace unos meses se viene produciendo un goteo constante de información en los periódicos: El País y, sobre todo, El Mundo. Se trata de casos de corrupción política en la que determinados líderes o grupos buscan financiación ilegal para el partido, para determinados ayuntamientos y en definitiva para ellos mismos.







Pero si bien hay casos en nuestra reciente historia que afectan a todos los partidos, se entiende a los de presencia parlamentaria, sólo el caso Bárcenas a concitado general oposición y escándalo. La esperanza suscitada por la mayoría absoluta del Partido Popular se ha visto defraudada por las medidas económicas que sus dirigentes han planteado, produciéndose innumerables recortes de derechos, muchos de los cuales no tenían efecto alguno sobre la economía nacional sino en razón de una suerte de "terrorismo" que mantenga mansa a la manada.







Y en ese momento, el atribulado español descubre que sus líderes, muchos de ellos incapaces de hacer la o con un canuto, se regalaban con sobresueldos y bufandas de todo tipo y que el partido se financiaba en B con donaciones sospechosas y opacas de las empresas constructoras (las que "concursan").






Pero buscando separar el grano de la paja se me ocurren una serie de puntualizaciones: 
A.) Será necesario organizar una task force de policías, inspectores de hacienda, auditores y jueces para limpiar el gallinero.
B.) Deberá modificarse el tratamiento penal a la corrupción, así como el sistema de financiación de los partidos políticos.
C.) Deberá corregirse el sistema electoral buscando las circunscripciones uninominales con listas abiertas.
D.) Hacienda tiene un buen tajo para investigar si los sobresueldos estaban declarados tanto por el que cobra como por el que da.
E.) ¿Había contabilidad B del partido?
F.) Será necesario investigar los concursos en los que hayan participado las empresas donantes.
G.) Si un juez detecta la existencia de un aforado en la causa deberá traspasar de manera inmediata la instrucción al tribunal competente. Los sumarios no deben eternizarse.

No hay comentarios: