4 sept. 2013

La sostenibilidad

Esta mañana, yendo al trabajo, me ha pasado algo que podría haberme pasado día tras día durante años pero no me había dado cuenta. Desde una cadena de radio de la Iglesia, una voz firme y asertiva me instaba a trabajar incansable por la sostenibilidad del planeta. Estas cosas las oyes constantemente como quien oye llover pero hoy, he despertado cayendo en cuenta de la tremenda estupidez y comida de coco que se encierra en esa frase, energías renovables para evitar el calentamiento global.














Es decir hay que combatir el incremento de la temperatura mundial en el 2500, pagando lo que no podemos en la factura del 2013. Cualquier duda sobre el calentamiento global, el hecho innegable de que no se ha producido en los últimos años, el fracaso para pronosticar el tiempo de mañana, no les arredra. "Qué has hecho tú por la sostenibilidad"... y desde una cadena eclesial, vamos cómo si te lo hubiera dicho Cristo. La sostenibilidad, ortograma progre donde los haya, como mandamiento de la Ley de Dios.

No hay comentarios: