1 mar. 2011

El mito de la izquierda

Como digo aquí, en relación a la mitología que, a partir de una época, divide el espectro político en izquierda y derecha, la izquierda que nos ha tocado sufrir en Occidente está convencida de tener un plus de legitimidad en relación con la gobernación del Estado.









Se articula, esta izquierda, de dos formas: en partidos de clase que dicen representar a las diferentes clases que hay en la sociedad, en el caso de la izquierda a la clase trabajadora, clases medias y grupos excluidos; y hay una izquierda de los partidos vanguardia que, dentro del marxismo, apoya el seguimiento dialéctico de la historia hacia la sociedad sin clases, convirtiéndose en partera de la historia.








Si hemos de creer a los primeros, surge una contradicción pues quien gobierne aunque represente los intereses de una clase y su gobierno sólo esté compuesto por miembros de esa clase, lo que es mucho creer, tendrá que gobernar para todos ya que partimos de la premisa de que todas las clases son necesarias, tendrá que llegar a acuerdos interclasistas.








Si lo que creemos es la solución marxista, en ese caso no hay tampoco soluciones de izquierda y derecha sino las que están de acuerdo con el sentido de la historia y las que no; es decir las soluciones o son buenas o son malas, no de derecha o de izquierda.







El socialismo, como he dicho, ha fracasado y esto se observa no sólo ante el hundimiento de los regímenes comunistas sino en la presencia constante, en la cabeza de los súbditos de esos regímenes, de las ansias de bienestar, confort o dinero sin que los años de opresión las hayan conseguido borrar. Ya se sabe que todo el mundo piensa mucho en el dinero pero los pobres comunistas "sólo" piensan en el dinero.






Haber conseguido ocultar, y no ver, fenómenos descritos en "El Libro Negro del Comunismo" de Stephane Curtois, que es muy restrictivo pero reconoce cien millones de víctimas hechas de manera intencionada; el conseguir que en España casi nadie sepa que es Holodomor, con diez millones de muertos de hambre causados para apagar la libertad de Ucrania y que los residuos de la izquierda se presenten como caballeros morales, y no hayan pedido perdón político, es significativo de la ignorancia y descaro de la sociedad española.

No hay comentarios: