24 may. 2015

Una mente maravillosa

En el año 2002, vi una producción estadounidense dirigida por Ron Howard sobre la vida de un matemático que nunca hubiera conocido de no ser por la película, John Forbes Nash. Como no existe el nobel de matemáticas le dieron el de Economía ya que sus importantes aportaciones en teoría de juegos se utilizan, entre otras, en esa disciplina. 


Pero su vida es extaordinaria no sólo por su capacidad matemática y sus aportaciones científicas; Nash superó una esquizofrenia paranoide, fue capaz de distinguir realidad y delirio, llevar una vida normal y producir ciencia en grado máximo. 
Casi se puede decir que esta capacidad iguala a su genialidad matemática. 
Emérito, murió ayer junto a su mujer en un accidente absurdo, en un taxi entre el el aeropuerto y su casa.

No hay comentarios: