20 oct. 2010

Nuevo gobierno

Desde su puesto de director de la policía, tejió por toda Francia una eficaz red de agentes que puso al servicio del golpe de Estado que llevó al poder a Napoleón Bonaparte; éste formó inmediatamente un gobierno provisional con Fouché al frente de la policía, ministerio que ocupó en los periodos de 1799-1802 y 1804-1811.



















Entre sus medidas destaca la implantación de una oficina de censura de prensa (el Gabinete negro), pretendidamente poco eficaz, si bien en realidad era manejada por Fouché para, permitiendo o prohibiendo determinadas publicaciones, causar alarma según le conviniera al gobierno de Napoleón; si su situación política se deterioraba, sabía hacerse valioso dejando que se publicaran panfletos legitimistas, lo que causaba gran alarma entre al resto del gobierno y de los partidarios bonapartistas, entonces intervenía Fouché destapando la trama, y volvía a ganarse la confianza del primer cónsul.















Me viene a la cabeza este personaje después de ver lo que ha ocurrido con la remodelación, que el ínclito presidente del gobierno, Don José Luis Rodríguez Zapatero, ha tenido a bien realizar hoy.













Rubalcaba ya tiene en su currículum títulos tales como encubridor de los GAL y de Filesa, el incitador del acoso a las sedes del PP en 2004, el ministro de SITEL, el del chivatazo a ETA o el que obstruye la acción de la justicia que impulsan las víctimas del 11-M. No son los únicos. También es el máximo coordinador de la cacería Gürtel contra el principal partido de la oposición, teniendo a sus órdenes al comisario general de Policía Judicial, al que ha dado orden expresa de controlar todas las investigaciones que afecten a "cargos públicos y persona de relevancia".








El nombramiento de Rubalcaba para la vicepresidencia y portavocía, manteniendo interior, nos da idea de lo que va a suponer el fin de la legislatura; que un personaje tan siniestro como nuestro Fouché particular sea el elemento de más peso en el gobierno lo dice todo. Qué Dios coja confesados a Rajoy y al PP, qué se preparen Gómez y Rosa Díez, qué tiemble Navarra. Bienvenidos al lado tenebroso de la Fuerza.

No hay comentarios: