19 may. 2011

Viaje a Soria











Hace pocos días he tenido la oportunidad de visitar algunas comarcas de la provincia de Soria, y me he llevado una grata impresión.
























El paisaje extraordinario, con bosque y montañas como los Picos de Urbión, la gastronomía, los recuerdos históricos y el arte, me han hecho descubrir este rincón tan próximo a mí y tan desconocido.
























La pequeña ciudad de Soria, limpia, alegre y volcada en la calle, se compadece perfectamente con los bien cuidados bosques que son la riqueza forestal de la provincia
.





















En homenaje a Soria, voy a recordar el poema de Antonio Machado, soriano ilustre nacido en Sevilla.





















¡Soria fría, Soria pura,
''cabeza de Extremadura'',
con su castillo guerrero
arruinado, sobre el Duero;
con sus murallas roídas
y sus casas denegridas!
¡Muerta ciudad de señores
soldados o cazadores;
de portales con escudos
de cien linajes hidalgos,
y de famélicos galgos,
de galgos flacos y agudos,
que pululan
por las sórdidas callejas
y a la medianoche ululan,
cuando graznan las cornejas!
¡Soria fría! La campana
de la Audiencia da la una.
Soria, ciudad castellana
¡tan bella! bajo la luna.

No hay comentarios: