15 dic. 2011

Nuevos pilares

Ahora que se va a producir la toma de posesión del nuevo gobierno, voy a exponer lo que creo que deberían ser los pilares de nueva política en España.







Dada la grave situación de endeudamiento que padece España, será necesario reducir el déficit de las administraciones públicas empezando por racionalizar su número; es necesario reducir el número de ayuntamientos sustituyéndolos en su caso por mancomunidades o por las provincias; hay que evitar la duplicidad de competencias, clarificando su ámbito, y hacer que el Estado (la Administración General del Estado) recupere la competencia de sanidad por coherencia económica y participe en el ejercicio de la de educación por cohesión política.








Se deben derogar todas las leyes transversales, ajenas al programa de su partido, hechas unilateralmente por Zapatero. Se debe poner en claro la autoría intelectual y las incertidumbres derivadas del 11M, así como la oscura negociación con ETA para ver si hay responsabilidades penales.









Se deben suprimir la mayoría de los puestos de confianza y discrecionales salvo casos singulares de gran necesidad, serán sustituidos por puestos funcionariales de libre designación, en los ámbitos próximos a la política, y por puestos por concurso en los otros ámbitos de la estructura.









Deberán desaparecer la mayoría de las empresas públicas de servicios y los organismos autónomos salvo estricta necesidad. Dentro de la reducción de gasto se deberá aprobar una normativa de techo presupuestario y limitación del gasto suntuario, primando la inversión; se congelará la plantilla de las administraciones públicas redistribuyéndola según necesidad; toda restricción salarial deberá realizarse junto a un plan a plazo para recuperar el poder adquisitivo.









A partir de 2012, absoluta prioridad para el pago de las facturas pendientes a particulares y empresas con restricción y control para contraer nuevos gastos. Se racionalizará y saneará el sistema bancario con fusiones y recapitalización a devolver, se convertirán las cajas de ahorros en bancos privados. Se suprimirán las cámaras de comercio y rurales.









Se garantizará, incluso con intervención de la banca pública, crédito a las pymes. Se responsabilizará a los gestores públicos y privados por la mala gestión debiendo incrementarse las penas por delito económico; se facilitará la actuación judicial pública y privada contra los funcionarios públicos y gestores, sin perjuicio de la responsabilidad patrimonial de la Administración, modificando la Ley 30/92 de RJAP y PAC.








Se procederá a garantizar la independencia del poder judicial incluyendo el ministerio fiscal. Se procederá al saneamiento y privatización en su caso de las televisiones y radios públicas salvo las mínimas indispensables que actuarán sin publicidad con gestión políticamente autónoma.








Se procederá a crear un ejército reducido y tecnificado con un ámbito fuerte de industria e investigación militar, con potentes servicios de inteligencia, dando a los veteranos prioridad para trabajar en estas industrias.









Se reducirá y racionalizará el servicio exterior contando con la existencia del servicio exterior de la UE. Se creará una estructura organizada y despolitizada de los CFSE potenciando la información respecto a la represión. Se implementará una educación con creciente competitividad, potenciando el esfuerzo y la memoria de manera racional (Mnemosyne es la madre de las musas).








Se procederá a un plan de construcción de prisiones ya que si ha disminuido en España el temor de Dios y la importancia del honor propio deberá aumentar el temor a la Ley. Se procederá a reducir el ámbito de la negociación colectiva creando un nuevo tipo de contrato para los jóvenes y parados de resolución fácil y barata.









Por último, se reducirán las subvenciones a las ONG,s que no sean de caridad, a las asociaciones, partidos, sindicatos y organizaciones empresariales, fomentando la afiliación y el auto mantenimiento, dotándoles de tareas y funciones que les permita servir al trabajador que sólo se beneficiará de las ventajas negociadas si está afiliado. Se reducirá la ayuda internacional a ámbitos de estricto interés cultural, económico o estratégico español.









En relación con la UE, se propugnará un regreso al antiguo MCE, con respeto a los ámbitos del principio de subsidiariedad, se analizará si es conveniente permanecer en el Euro o proceder a la manera de los británicos.

No hay comentarios: