1 jun. 2011

Tariq Ramadan

En su ya larga cruzada para hacernos más fácil la dictadura islámica que viene, este escritor franco suizo de origen egipcio, ha escrito este libro. Ramadan, amigo de Cebrián, da por hecho que el Islam se va a apoderar de Europa; el declive demográfico, la inmigración masiva y el número de hijos que las parejas islámicas tienen lo hacen inevitable.



















Este escritor es descendiente de un terrorista de los Hermanos Musulmanes, pero no preconiza esos métodos para hacerse con el poder sino una tolerancia asimétrica en la que los degenerados occidentales permitan guetos islámicos, protegidos frente a la corrupción, mientras desaparecen. Está convencido de esta evolución en el tiempo porque tiene fe religiosa, pero la Historia nos cuenta que los cambios de tendencia suceden muchas veces de forma inesperada. No sabemos cómo va a funcionar el mundo islámico en el futuro, cuál será el efecto de la vida europea en los árabes y norteafricanos que viven en Europa ni qué sucederá en el cambio de tendencia hacia la nueva era de los césares.
































En el ínterin, hay que contestar a este lobo con piel de cordero que los inmigrantes vienen a vivir y trabajar en nuestra sociedad y deben de obedecer nuestras leyes, que no habrá apartheid y que sus hijos se educarán con los nuestros respetando la cultura que les cobija.





















Recuerdo una conversación que tuve el año pasado con una mujer islámica en la mezquita de Granada, ella me quería vender la moto de que la solución a la crisis pasaba por el Islam, pero no pudo contestarme cuando le aconsejé que empezara a aplicarse en el Sudán.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El análisis que aportas sobre Tariq Ramadan es totalmente errónea. Te aconsejo que leas algo más sobre él y su punto de vista antes de escribir en tu página,
Gracias

interbar dijo...

Bueno, es lo que yo he entendido de su libro. Desde luego cualquier iluminación sobre sus ideas será bienvenida.

Anónimo dijo...

A parte de ser un farsante, el señor Tariq Ramadán es un hipócrita que predica una cosa y hace otra. En un país musulmán, sería lapidado por adulterio... y yo sé lo que me digo. El tío tiene poder y buenos abogados pero eso no va a detenerme, y espero hacer pública su verdadera personalidad en un futuro no muy lejano.

interbar dijo...

Sí, pero ¿qué haremos con el problema de Eurabia con una inmigración impermeable a la integración?