5 nov. 2010

El caso Gómez

Como entremés de lo que va a ser la futura campaña electoral, en este país todavía llamado España, vaya por delante la aventura del jefe de la oposición en Leganés Jesús Gómez.







Parece ser que en el año 2001 Gómez, que a la sazón trabajaba de profesor pero sentía inquietudes en relación con la filosofía y la política de la enseñanza, escribió un artículo en la revista "La Ilustración Liberal" donde ejerció su derecho a la libertad de expresión, exponiendo sus ideas en relación con la filosofía de la educación y su plasmación en la realidad.









En aquella época no representaba a ningún partido ni ostentaba cargo público alguno, y por lo tanto no debía atenerse a ningún programa ni a ninguna ideología, sólo a lo que en ese momento pensaba tras haber estudiado el asunto; es decir, era su opinión única y exclusivamente, y claro como todo lo que se publica esa opinión estaba sujeta al código penal.








Gustara o no lo que dijo, es obvio que nadie halló ni por asomo ningún vestigio de ilegalidad en esas opiniones, ya que no había ninguna apología del delito sino una opinión discutible como lo son todas las que se ejercen públicamente sujetas al principio de refutación.








La agencia Europa Press y varios medios de izquierda difundieron una versión torticeramente amputada de ese
artículo para acusar a Gómez de decir justamente lo contrario de lo que escribió. La manipulación es tan burda, tan indecente y tan evidente que cuesta creer que los autores de este montaje hayan tenido el grandísimo descaro de perpetrarlo cuando en menos de un minuto se puede encontrar ese artículo en Google y comprobar como están mintiendo para destruir la reputación del concejal.









Parecen haber aprendido muy bien las más sucias recetas de la propaganda, como la de miente que algo queda o la de una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad.









En el artículo en cuestión, desde una perspectiva liberal, se propone una libertad de enseñanza que responsabiliza a los padres de los alumnos y expulsa en parte al Estado de la tarea de formar los corazones y las mentes de nuestros hijos. En un momento dado, expone una argumentación con la figura retórica de la reducción al absurdo "esto sería como si" y la frase en cuestión que amputada del texto lleva a que éste se entienda completamente al revés en ese párrafo.








Prohibir mantener la responsabilidad de los padres en la formación en valores de sus hijos porque no se pliegan al pensamiento dominante sería como si "se privara de la patria potestad a los hijos de los comunistas" ya que estos son seguidores de una de las mayores dictaduras totalitarias de la historia.









La respuesta de la izquierda a la simple disensión vino de la mano del socialista Rafael Gómez Montoya alcalde de Leganés, que dirigiéndose de muy malas maneras a Jesús Gómez le dijo: "¡eres un chulo de mierda!" Gómez, sorprendido, hizo como que no había entendido bien y preguntó al alcalde: "perdona, ¿qué es lo que has dicho?" A lo que éste, reafirmándose, remató: "pues eso Jesús, que eres un chulo y llevas así casi toda la legislatura".










Parece que Izquierda Unida y el PSOE quieren llevar a Gómez a juicio por disentir de lo que ellos piensan, capítulo aparte merece el socialista Enrique Curiel que se escandaliza de lo que piensa Gómez, "¿cómo puedes pensar así, pedazo de ultraliberal?"

No hay comentarios: